Visita Inglaterra: el Sur

Déjate llevar por un viaje fantástico al descubrimiento de la Inglaterra meridional.
Lo mejor sería quedarse unas dos semanas, alquilar un coche y… ¡partir a la aventura!

Aquí tienes un plan para visitar Inglaterra septentrional también.

 

1. Londres – Canterbury y Dover (100 km) 

Después de haber llegado a Londres, alquila un coche y dirígete hacia Canterbury.

La ciudad es famosa por su catedral, que es Patrimonio de la Humanidad, donde tuvo lugar el famoso martirio del arzobispo Thomas Becket. Canterbury es el principal centro religioso del Reino Unido ya que es la sede del arzobispo de Canterbury, líder espiritual de la Iglesia anglicana. Fue un importante centro de peregrinaje durante la Edad Media y se hizo célebre con la obra Los cuentos de Canterbury, escrita en el siglo XIV por Geoffrey Chaucer.
Da un paseo por el centro histórico y las calles Whitefriars y The King’s Mile, donde podrás encontrar las mejores tiendas y restaurantes.
Relájate en los jardines Dane John y Westgate.

 

La vista desde los acantilados blancos de Dover es una de las más hermosas del mundo. Los acantilados están compuestos de creta y tienen más de 120 metros de altura.
No puedes marcharte de Dover sin visitar su castillo, situado en lo más alto de la ciudad en medio de una verde colina. Puedes subir al castillo a pie para pasear por el magnífico Connaught Park. Visita también los túneles de la segunda guerra mundial y el hospital subterráneo; te encantarán.

 

 

 

 

2. Dover – Winchester y Salisbury (210 km)

Dar un paseo por las calles de esta ciudad seguramente te gustará.
Cerca del centro está la catedral de Winchester, la catedral gótica más grande de Europa y un claro ejemplo del llamado “gótico perpendicular”, estilo inglés que se caracteriza por su énfasis en las líneas rectas. La estructura es enriquecida con todo tipo de vidrieras, relieves, estatuas y detalles que te dejarán con la boca abierta, por no hablar de su magnífica librería. En el interior también podrás encontrar la tumba de Jane Austen.
Cerca de Winchester está el pequeño pueblo de Chawton, donde Jane Austen pasó sus últimos años de vida. Allí puedes visitar su casa, una cabaña encantadora, que ahora alberga un museo sobre la autora.
En la única parte del llamado Castillo de Winchester que queda en pie está la Mesa Redonda del Rey Arturo. Se trata de un enorme trozo de mármol verde y beige colgado de una pared, con una imagen del Rey Arturo presidiendo y los nombres de todos los caballeros indicando dónde debían sentarse.
No es la original, sino una copia de hace 700 años, pero aún así merece la pena verla.

 

Salisbury es famosa por su catedral gótica que guarda la mejor copia de la Carta Magna. Se la conoce como la Ciudad en el Campo porque está rodeada de un paisaje de campiña totalmente inglés. Muchas de sus casas empedradas de época medieval todavía tienen las fachadas originales.La catedral de Salisbury tiene la torre más alta en Gran Bretaña (123 metros), el reloj en funcionamiento más antiguo de Europa (es del año 1386) y el original de la Carta Magna mejor conservado de los cuatro que quedan.
Cerca de Salisbury encontrarás el Stonehenge, uno de los monumentos más importantes de Reino Unido. Es el mayor círculo de piedra en el mundo y el más antiguo (tiene 5.000 años).

Es un ejemplo de ingeniería monumental de la Edad de Piedra con las piedras procedentes de las montañas de Preseli, en el sur de Gales.

 

3. Salisbury – Cornualles (150/200 km)

Deja Salisbury y conduce hacia Cornualles. Esta región ocupa el extremo suroccidental de Inglaterra y te va a encantar con sus paisajes verdes y salvajes.
Disfruta de los pueblitos marítimos de Port Isaac y Padstow en el norte de la región, donde podrás pasear cerca del mar y ver las casitas típicas de los pueblos de pescadores. Además Padstow es famosa por su fish and chips.
Al oeste hay otras dos paradas obligadas. La primera es el pueblo de St Yves, localidad que siempre ha atraído reputados artistas que han instalado en estas callejuelas sus estudios, talleres, y galerías de arte. Hasta la Tate Gallery tiene aquí una galería. Cerca de St Ives, se encuentra el Saint Michael’s Mount, muy parecido a su hermano francés. Una fortaleza de gran belleza que cambia de estampa según los antojos de las mareas. ¡No te lo puedes perder!

 

En el sur están los pueblos de Fowey y Polperro.
Fowey es un puerto natural en donde hay barcos de todo tipo que conviven con grandes naves llegadas de todos los rincones del mundo.
Fowey es también la cuna de la escritora Daphne du Maurier, cuya novela más famosa inspiró al director Alfred Hitchcock en uno de sus más célebres filmes: Los pájaros, ambientado en estos solitarios lugares.
Polperro es otro pueblo pintoresco de marineros. Allí cerca está también el Proyecto Eden. Un invernadero gigante donde contemplar la vida de distintos ecosistemas naturales de una forma original y divertida. Un paraíso para los amantes de la naturaleza y muy recomendable para los niños.
No te vayas de Cornualles sin haber probado la deliciosa Cornish pasty, que es una empanadilla rellena de carne y patata, y los scones, bollos dulces, elaborados con la nata típica de la zona y con mermelada.

 

4. Cornualles – Bath, Reading, Windsor (200 km)

Visita la hermosa ciudad de Bath, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.
La abadía gótica de Bath fue construida en el siglo XIV y se trata de un edificio de estilo gótico perpendicular, con una enorme vidriera en su fachada principal.
Fíjate en la preciosa bóveda de abanico que cubre la nave central de la abadía.
Da un paseo por esta ciudad rodeada de edificios georgianos a los que la piedra de Bath, con su consistencia y color, confiere un estilo característico. No te olvides del bonito Parque Royal Victoria y de las Termas romanas, la atracción principal de la ciudad, que posee una colección de relieves y gemas romanas con figuras de dioses, otros personajes mitológicos y animales.

Para los fans de la serie Downton Abbey, cerca de Reading podrás encontrar el encantador Castillo Highclere, donde rodaron las seis temporadas de la serie.

Acaba tu viaje en Windsor, visitando su famoso castillo. El castillo es conocido por ser una de las residencias reales de la reina Isabel II y además es famoso porque fue la residencia oficial preferida de Enrique VIII. Es el castillo real habitado más grande y antiguo del mundo, ha sido el hogar de la Familia Real Británica desde hace casi 1.000 años. Actualmente Su Majestad la Reina se aloja en la Torre Redonda cuando está en la residencia.
Además del castillo, también podrás disfrutar del Colegio Eton. La localidad de Eton está unida a Windsor por un puente sobre el Támesis.

Esta institución fue fundada por el Rey Enrique VI en el año 1440 para dar educación gratuita a 70 estudiantes pobres y así abrirles el camino hacia el King’s College, en Cambridge. En la actualidad tiene más de 1300 alumnos que entran después de unos exámenes durísimos. Hay visitas guiadas exclusivamente en inglés que duran más o menos una hora casi todos los días de la semana.

 

Y ya es la hora de coger tus maletas y volver a casa, ¡pero seguro que este viaje lo vas a recordar toda la vida!

Giorgia Trentini


Fuente de la imagen destacada
Fuente de la imagen 1
Fuente de la imagen 2
Fuente de la imagen 3
Fuente de la imagen 4
Fuente de la imagen 5
Fuente de la imagen 6
Fuente de la imagen 7
Fuente de la imagen 8