Visita Inglaterra: el Norte

inglaterra

Si ya has visitado Inglaterra meridional, aquí tienes un plan para visitar el norte de esta isla encantadora.

 

1. Mánchester, Chester

Empieza tu viaje desde Manchester, una ciudad muy conocida principalmente por el fútbol pero también por ser uno de los principales núcleos de actividad económica, cultural y deportiva de todo el Reino Unido, por no decir del mundo.
Te encantará pasear por la zona de Castlefield en un día soleado. Allí se combinan los canales, los puentes de los trenes y los restos arqueológicos romanos.
En esa zona también se encuentran galerías de arte y museos interesantes como el Museo de la Ciencia y la Industria (MSI) y el Museo de la Historia de las Personas, que relata la vida de los habitantes de la ciudad a través de los siglos.
No te olvides de entrar en la Biblioteca John Rylands, un edificio muy encantador del siglo XIX de estilo neogótico.
Desde ahí ya tienes muy cerca el Albert Square, plaza donde se encuentra el Ayuntamiento de Manchester. Se trata del monumento más significativo de la ciudad, un imponente edificio neogótico de mediados del siglo XIX.
Visita también El Triángulo (The Triangle), un rincón del centro de Manchester donde hay un par de edificios de estilo medieval y donde encontrarás terrazas de pubs, y los Quays, antiguos astilleros junto al mar.

 

Chester está a una horita desde Mánchester. Su espectacular catedral normanda, que se remonta al año 1250, con sus preciosas vidrieras, el coro gótico de finales del siglo XIII y una sillería de 1380 que está considerada cómo obra artística única en Inglaterra, te encantará.
The Rows son las espectaculares casas medievales con fachadas entramadas de madera adosadas a históricos pasajes con galerías comerciales. Estas últimas son unas singulares galerías cubiertas que se remontan al siglo XIII y que discurren por la calle Eastgate, así como por las contiguas Bridge y Watergate.
No puedes perderte el puentecillo que la cruza en el lado este de la muralla, sobre el que se sitúa el reloj de hierro forjado. Se trata de un reloj situado sobre el pórtico que es conocido como la Puerta del Este (Eastgate).

 

2. Mánchester – Kendal (120 km)

Kendal se encuentra en el Lake District (Distrito de los Lagos), la zona más verde (y lluviosa) de Inglaterra. En esta región podrás perderte en sus aldeas de cabañas hermosas y pubs de madera con auténtico sabor inglés. Aquí se puede encontrar Wastwater, el lago más profundo, y Scafell Pike, la cumbre más alta.

Puedes empezar tu visita al Lake District desde Hill Top, donde se conservan las pertenencias de la ilustradora Beatrix Potter (creadora de personajes como Perico el Conejo) para después visitar la Beatrix Potter Gallery en Hawkshead.
Torn Hows es uno de los rincones más fotografiados gracias a sus lagos y cascadas muy visitadas en verano.

 

En Ambleside visita la Bridge House, una icónica casita asentada sobre un riachuelo. Más al norte encontrarás los jardines geométricos de Rydal, con sus fuentes balaustradas y el lago Windermere, donde puedes ir en barco hasta Wray Castle, un castillo gótico especial.

No olvides visitar el Parque Nacional Lake District. La mejor temporada para visitar este lugar es durante el otoño o la primavera. Aquí podrás hacer actividades deportivas, pasear a pie, en bici o a caballo, bañarte en los lagos durante el verano, adentrarte en profundas cuevas o ascender por las montañas rocosas.

 

 

3. Kendal – Newcastle-Upon Tyne (160 km)

Newcastle upon Tyne es una ciudad muy activa y atractiva, conocida por su vida nocturna, arte y música. La ciudad es también el hogar de la cultura Geordie, la cual es rica en herencia histórica de música folclórica y baile, ¡incluso tienen su propio dialcto!

Primero da un paseo por el río Tyne para encontrar el puente High Level y el Tyne. Son estructuras famosas por sus espectaculares arcos que sirven de soporte a los puentes.

Visita también el estupendo castillo de Newcastle (o Castle Keep). Está rodeado por el Castillo Garth, también llamado el Nuevo Castillo. El Castle Keep fue inaugurado aproximadamente en el 1168 por el rey Enrique II. El castillo está formado por unas murallas altas y enormes salones de la arquitectura normanda. Desde la parte más alta podrás disfrutar de las mejores vistas de la ciudad.
Además, la Catedral de San Nicolás merece la pena visitarla. Construida en 1448 posee una torre que puede verse desde varios puntos de la ciudad. Esta hermosa obra arquitectónica cuenta con unas vidrieras del siglo XIX.

 

4. Newcastle – York (140 km)

York es conocida como la ciudad de los festivales. Aquí podrás entrar en contacto con el más puro estilo inglés.

Es imprescindible caminar por la muralla de York, que recorre todo el centro de la ciudad; rodearla te llevará una hora. Desde aquí tienes las mejores vistas.
La Catedral de York es la catedral gótica más grande en el norte de Europa y una de las más magnificas. Tiene una altura impresionante y su historia data de por lo menos el siglo VIII.

La Torre Clifford’s representa el castillo medieval de York, ubicado en el centro de la ciudad. Fue construida originalmente por Guillermo el Conquistador para hacer frente a la rebelión del norte y luego fue reconstruida por Enrique III.
Haz un picnic en las ruinas de la abadía de St. Mary. Se encuentra muy cerca de la catedral y sus jardines hermosos son ideales para un picnic.

 

5. York – Leeds (40 km)

Leeds ha pasado de ser una ciudad manufacturera, lugar de producción y procesamiento de lana más importante del país, a ser uno de los focos comerciales, educativos y universitarios más potentes del Reino Unido.
La Tower Work es un edificio inspirado en el estilo italiano. De hecho, cada una de sus torres recuerda a torres italianas como el Campanario de Giotto de Florencia y la Torre Lamberti de Verona.
Allí cerca tienes el Temple Works, una vieja fábrica de lino cuya arquitectura recuerda a un templo egipcio. Sorprende encontrar este edifico en mitad de esta zona industrial.

 

 

El Museo Royal Armouries tiene una exposición permanente de armas medievales y material bélico. Hay también exhibiciones de caza con halcón, torneos y exposiciones interactivas.
A continuación está el Victoria Quarter, un conjunto de galerías comerciales que se encuentra en un antiguo edificio de estilo victoriano.

No te olvides de la Galería de arte de Leeds, museo por excelencia de la ciudad, que tiene una colección permanente de finales del siglo XIX y principios del XX.
Muy cerca está la catedral de Leeds, terminada en 1904, después de ser derruida a finales del siglo XIX. Tiene un estilo curioso porque mezcla lo antiguo y lo nuevo.

 

Aquí se acaba nuestra aventura.
¿Cuál es la parte de Inglaterra que más te ha gustado? ¿El norte o el sur?

Giorgia Trentini


Fuente de la imagen destacada
Fuente de la imagen 1
Fuente de la imagen 2
Fuente de la imagen 3
Fuente de la imagen 4
Fuente de la imagen 5
Fuente de la imagen 6
Fuente de la imagen 7
Fuente de la imagen 8