Buenos días!
Hoy quiero hablaros sobre los carteles, instrucciones, señales y/o publicidad mal traducida.
Este es un tema frecuente en Internet, ya que miles de personas se topan a diario con estas perladas y las fotografían para subirlas a las redes sociales. No por ello debe dejar de sorprendernos, ya que las empresas emplean muchísimo dinero en publicidad y marketing, pero no en traductores.
Cuando estas empresas ofrecen sus productos o servicios en el extranjero deben publicarlo en el idioma del país, por lo tanto deben traducir correctamente los textos. De igual forma, en muchas ciudades turísticas las empresas e instituciones deciden hacer sus carteles bilingües, pero muchos sin consultar con expertos traductores oficiales.
Como he dicho anteriormente, pueden leerse verdaderas barbaridades que incluso provocan el rechazo por parte del público; esto significa menos ventas y una imagen negativa del negocio en cuestión.
A continuación, os propongo algunas fotografías de malas traducciones encontradas:
“Se prohíbe caminar en el agua”
 
Para todas aquellas personas que hayan podido desarrollar la maravillosa e imposible capacidad de caminar sobre el agua, ¡que sepan que en esta playa esta totalmente prohibido!
 
“No se pilla por ningún lado”
Me imagino la cola que se puede llegar a formar en la caja sólo por intentar adivinar qué quieren decir realmente.


“Hierro hierro, hierro chulo”

Como podréis apreciar en la fotografía, mas que una etiqueta de instrucciones de lavado parece un esbozo de una canción de reggaeton. Increíble.
“Éxito ninguno”
Parece imposible que una empresa de la categoría de Starbucks se ahorre cuatro duros en traducir de manera coherente un pequeño cartel en su establecimiento. ¡Con el dineral que gastan en publicidad!

Deja un comentario