El proceso de traducción y la complejidad de la lengua

El proceso de traducción es muy complicado y requiere mucha concentración, organización y talento tanto en la lengua de origen como en la lengua de destino.

Constituye todo un proceso mental que permitirá traducir un texto en una lengua utilizando los medidos de otra lengua. Como suele decirse, la traducción no consiste en traducir palabras por palabras (como lo haría un traductor automático o software de traducción), sino convertir palabras en ideas e ideas en palabras.

 

Este proceso se dividide en tres categorías: comprensión, desverbalización y reexpresión.

 

escribir

 

a)     Comprensión: Esta etapa consiste en leer el texto escrito en lenguas extranjeras y entender el significado del texto

b)     Desverbalización: En esta segunda etapa, el traductor conforma en su cabeza un mapa semántico tanto de la lengua original como de la lengua de destino sin tomar en cuenta las relaciones gramaticales.

c)      Reexpresión: En esta tercera etapa, el traductor toma en cuenta el género literario o textual, el contexto, las reglas gramaticales…

 

Los problemas que se pueden encontrar en el proceso de traducción son los siguientes:

 

prob trad

 

 

a)     Problemas léxico-semánticos: alternancia terminológica, neologismos, sinonimia o antonimia… (se resuelven consultando diccionarios, glosarios, bancos terminológicos, consulta a especialistas)

b)     Problemas gramaticales: temporalidad, aspectualidad, pronombres… (se resuelven consultando gramáticas de las dos lenguas de trabajo, gramáticas contrastivas, manuales de sintaxis y de redacción en ambas lenguas)

c)     Problemas sintácticos: paralelismos sintácticos, voz pasiva, focalización… (se resuelven consultando gramáticas de ambas lenguas, gramáticas contrastivas, manuales de sintaxis y de redacción en ambas lenguas)

d)     Problemas retóricos: identificación y recreación de figuras de pensamiento (símil, metáfora, metonimia…) y de dicción (se resuelven con diccionarios de retórica y de poética en ambas lenguas, obras de consulta sobre retórica)

e)     Problemas pragmáticos: frases idiomáticas, locuciones, refranes, ironía, humor y sarcasmo (se resuelven consultando diccionarios de frases idiomáticas y locuciones, antologías de refranes, obras de consulta sobre temas de pragmática)

f)       Problemas culturales: diferencias entre referentes culturales, escritura de fechas, nombres de comida, festividades, connotaciones culturales en general (se resuelven con diversas fuentes documentales: libros, revistas, películas, videos)

Consejos para traducir un texto:

 

dico

1. Leer la totalidad del texto antes de comenzar

2. Consultar e investigar

3. Elaborar un primer borrador

4. Revisar, editar y tomar decisiones

5. Incorporar cambios y finalizar la traducción

Para una traducción de calidad, si necesita más información sobre traductores profesionales, puede contactar con 1Global Translators y le informaremos con mucho gusto.

Deja un comentario