multiculturales

Una de las diferencias más notorias en relaciones multiculturales es esa barrera del lenguaje que nos lleva a veces a malentendidos y discusiones. Esto se refiere tanto a la comunicación verbal como a la no verbal.

 Todo el mundo sabe lo importante que es el papel que juega el lenguaje en la vida diaria. La comprensión total es esencial en todas las relaciones, no solo en aquellas que están mezcladas. A través del lenguaje nos comunicamos, intercambiamos información y expresamos nuestras opiniones y sentimientos. Nuestro lenguaje muestra nuestra personalidad, educación y la forma en la que maduramos, la cual observamos especialmente mientras pensamos en cómo decir las cosas para no ofender a la otra persona.

Los expertos afirman que para conocer a la otra cultura tenemos que conocer su lengua puesto que influencia nuestra mente y percepción del mundo. La cultura causa un efecto en la estructura del lenguaje y en su uso práctico. Pero en el caso de las relaciones multiculturales, se trata más de crear una nueva cultura cuyo efecto sea la fusión de dos culturas diferentes. Además, diría que en toda relación se crea una nueva lengua porque es una forma individual de comunicación entre la gente. Cuando la única lengua común es el inglés, las parejas añaden palabras de sus lenguas maternas y mezclan 2 o 3 idiomas. En el caso de que una de las parejas tenga peor dominio de la lengua, la otra persona ajusta la lengua simplificándola, lo que desafortunadamente conduce a una falta de expresión y emociones. Expresar las emociones en una lengua extranjera no es tan natural como en la lengua materna y puede ser un problema, incluso para aquellos que no tienen un conocimiento muy avanzado.

También es importante tener una lengua común para comunicarse con la familia de la pareja. Esto puede ser una materia sencilla, especialmente cuando se refiere al árabe u otras culturas donde los padres juegan un papel decisivo a la hora de tomar decisiones de sus hijos.

No podemos olvidarnos de la comunicación no verbal que también causa problemas. A veces, hechos como el de alzar las cejas puede causar malentendidos porque en Polonia significa incredulidad mientras que en Turquía significa decir que no.

El amor es un idioma que lo habla todo el mundo pero que solo entiende el corazón. No deberíamos olvidar que una lengua es una herramienta esencial en el proceso de la comunicación y que además es crucial para construir una relación feliz.

 

Fuente de la imagen: www.rossmann.pl