el lenguaje

El lenguaje no verbal es realmente complejo, pero generalmente se adquiere durante la infancia de forma inconsciente. El mundo de la comunicación no verbal comprende rasgos físicos, gestos conscientes e inconscientes y la mediación del espacio personal. En particular, se pueden categorizar en gestos, distancia, contacto visual, posturas y vestimenta. En esta sección se va a analizar con profundidad la comunicación a través de gestos.

Gestos

Los gestos se pueden realizar con las manos, los brazos o el cuerpo, e incluye también movimientos de cabeza, cara y ojos como por ejemplo guiñar, inclinar con la cabeza o ponerle los ojos en blanco a alguien. Los más conocidos son los llamados emblemas o gestos escuetos. Son convencionales, específicos de cada cultura que se pueden usar como reemplazo por palabras o para hacer una frase inentendible. Un gesto puede tener diversos significados atendiendo a las diferentes culturas existentes, desde complementos hasta gestos altamente ofensivos.

Además, existe una expresión facial para la comunicación. Es una forma de enfatizar el mensaje que se está mandando. Los gestos y las expresiones tienen la intención de proporcionar información adicional al mensaje verbal como por ejemplo para resaltar un tema de discusión.

El rostro humano tiene miles de músculos que permiten controlar el lenguaje; la boca, los labios, los ojos, la nariz, la frente de manera precisa y realizar más de diez mil expresiones diferentes. Esta versatilidad hace que la comunicación no verbal del rostro sea eficiente y honesta, aunque pueda ser manipulada deliberadamente. En general, muchas emociones como la felicidad, la tristeza, el enfado, el miedo, la sorpresa, el disgusto, el miedo y el dolor son reconocidas universalmente y a veces no se pueden ocultar. Las emociones se pueden dividir fácilmente en positivas y negativas solo con mirar la tensión y relajación de los músculos de la cara.

Los gestos en el lenguaje se pueden dividir también en simbólicos y conversacionales. Los primeros consisten en movimientos con un significado concreto, como por ejemplo estrechar las manos para decir “adiós”. Los conversacionales están relacionados con el movimiento de las manos y la cabeza durante una conversación. Acompañan al discurso y se pueden utilizar para enfatizar el ritmo y la implicación en los discursos.

Intenta prestar atención cuando hablas y te verás sorprendido acerca de lo que sabes de la comunicación no verbal.

 

Fuente:www.docencia.udea.edu.co