– Todo Email de un cliente debe quedar contestado como máximo a los 20 min., aunque sea para decir que se contestará más tarde.

– Es importante dan un trato muy atento, amable y cordial tanto a los clientes como a los traductores, intérpretes y otros profesionales que trabajen para nosotros. Ello sin perjuicio de ser muy exigentes con los traductores y otros profesionales.

– Dar las gracias cuando nos envíen E-mails, si procede.

– Después de guardar un E-mail o documento importante en una carpeta del software Explorador de Windows, comprobar que efectivamente esté en esa carpeta. La forma más rápida de hacerlo es ir en el software a Menú, Guardar como, buscar la carpeta en que supuestamente se ha guardado y ver si está en la misma.

– Hay que velar por pasar especialmente Traducciones a nuestros Revisores de las traducciones.

– Ser escuetos al hablar por teléfono. En la medida de lo posible, se aprovecha cuando se habla por teléfono o se está enviando algo por Internet para hacer otros trabajos al mismo tiempo, de modo que se optimice el tiempo.

Todos lo E-mails enviados y recibidos relativos a las Traducciones e interpretaciones, comunicaciones e información deben guardarse en la carpeta correspondiente, ya que será necesaria para pasar las auditorías internas y externas de calidad.

Intentar no dar a los documentos nombres largos, para evitar problemas en el manejo de la información.

Para enviar carpetas grandes por E-mail, al zipear se selecciona el nivel máximo de compresión.