traduccion_jurada
La traducción pública, jurada, certificada, oficial; llamada de diferentes formas según el país, es una traducción de carácter oficial de un documento necesario por exigencia de determinadas autoridades. Entre estas instituciones pueden estar ministerios, juzgados, universidades y muchas más. Los traductores jurados son unos expertos muy necesarios hoy en el día, y además, solamente los que tienen un título apropiado pueden realizar esta profesión.
 
¿Como lograr el título de traductor jurado?
Para obtener el título del traductor jurado hay que cumplir alguno de los dos requisitos: ser graduado en traducción o superar el examen de Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación. En el primer caso, tenemos que alcanzar un grado determinado de estudios. Es decir, lograr un número determinado de créditos de traducción jurídica. La segunda opción es para cada persona mayor de edad con la nacionalidad española o de cualquier otro país de la Unión Europea, que tiene al menos el título español de ingeniero técnico, arquitecto técnico o equivalente, diplomado universitario o algún título extranjero homologado.
 
¿En que consiste el examen en España?
 
Una vez decidido a superar el examen de Ministerio de Asuntos Exteriores, hay que conocer su contenido. Entre las pruebas, en general, se distinguen tres tipos de traducción y una parte oral. Lo primero que hay que hacer es traducir un texto literario o periodístico de la lengua extranjera al español. Después se traduce un texto del mismo tipo, pero del castellano a un idioma extranjero. El tercer paso consiste en traducir al español un texto económico o jurídico y aquí se puede usar el apoyo de un diccionario. Por último, si se superan las primeras tres pruebas, se realiza un resumen oral de un texto escrito. Esta cuarta parte del examen sirve para valorar la capacidad de compresión y expresión oral del interesado. Si la nota del examen resulta buena, el traductor-intérprete jurado queda registrado en la Oficina de Interpretación de Lenguas en la provincia donde el dicho traductor realiza su profesión.
 
Traducción  jurada, traducción judicial y traducción jurídica 
 
¿Cuando las traducciones se convierten en juradas? El único y principal requisito es el sello y la firma de un intérprete jurado. Una vez firmados, estos documentos obtienen la misma validez legal que el documento original. Tanto en el caso de la traducción jurada, como en cuanto a la traducción judicial, este sello es necesario para legalizar el documento. Además, en ambos casos, el traductor tiene la responsabilidad de dar fe del contenido del texto original. Por otra parte, hay que destacar que existe una diferencia bastante grande entre traducción jurada, judicial y jurídica. La segunda es realizada por los tribunales y la tercera se refiere solo a los textos de derecho, mientras que la primera se puede relacionar con cualquier contexto y cualquier temática. Así que la traducción jurada se distingue solo por su formato específico Es decir, como hemos mencionado antes, un papel que incluye el sello y la firma originales del intérprete jurado.
 
Las diferencias entre los países hispanohablantes
 
Como hemos dicho al principio, los traductores reciben distintos nombramientos según el país de origen. En España será el mencionado traductor-intérprete jurado o simplemente el traductor jurado. En Argentina y Uruguay el título profesional es el traductor público, mientras que en Colombia se lo denomina como el traductor oficial. Por último, en México una persona que traduce los documentos oficiales se llama el perito traductor oficial o el perito traductor certificado. Hay que subrayar que en algunas comunidades autónomas de España existen instituciones que habilitan para la realización de las traducciones juradas debido a otras lenguas oficiales. Entre estas comunidades están Cataluña, Galicia y País Vasco.
Teniendo en cuenta la gran cantidad de documentos que tienen que ser firmados por un traductor-intérprete jurado, deberíamos entender la importancia de esta profesión. Ser un traductor jurado implica mucha eficacia y responsabilidad. No solo porque es uno de los puestos relacionados directamente con las autoridades, sino también porque influye mucho en la vida cotidiana de la sociedad. Así que no debería sorprendernos que los servicios de traducción ofrezcan traducciones juradas en todos los idiomas en que existen traductores oficiales autorizados.

Deja un comentario