• El Coordinador de Traducciones e Interpretaciones abre la versión del Traductor y guarda una copia (la versión definitiva que se entregará al cliente) en la carpeta “Entrega de la traducción” a la que se da el nombre correcto: en caso de que el texto a traducir lo enviase el cliente por Email, el nombre es el que le puso el cliente seguido de un punto y una abreviatura del idioma de destino (p. ej. “Contrato Agencia.esp”). Si lo envió por fax, el nombre es un descriptivo del texto seguido de un punto y una abreviatura del idioma de destino.
  • El Coordinador de Traducciones e Interpretaciones debe comprobar la traducción recibida. Puede delegar en otras personas para que cotejen la traducción con el original y, si el documento enviado proviene de un revisor y tiene marcas, se debe hacer una copia sin los cambios resaltados para poder enviárselo al cliente.
  • El Coordinador de Traducciones e Interpretaciones o las personas en quien delegue examinan la traducción, para comprobar que no haya ninguna irregularidad. Es especialmente importante verificar lo siguiente: (i) la traducción se corresponde con las especificaciones e instrucciones especiales dadas por el cliente, (ii) no se haya dejado nada sin traducir, (iii) pasar el software corrector ortográfico, (iv) nombres propios y cifras, (v) formatos. Si no se dispone de mucho tiempo para el cotejo deben escoger unos textos al azar y hacer el cotejo de forma aleatoria.