– Frecuentemente cuando un cliente nunca ha trabajado con nosotros, desea que le hagamos un presupuesto o estimación de honorarios para la traducción o interpretación.

Si la traducción es del español, catalán, francés, italiano, catalán, gallego o portugués a otros idiomas, se le puede hacer un presupuesto. En cambio, cuando la traducción es de otro idioma al español, sólo se podrá saber el precio final cuando esté se concluya la traducción, por lo que sólo se podrá hacer una estimación de honorarios.

– Para preparar la estimación de honorarios se usa el modelo de Email “Oferta traducción”.

Para asignar un número de estimación se usa la letra “P-“, seguida de un código de cliente, seguido de la referencia del año y mes (el formato sería el siguiente: p. ej. “0201” para referirse a enero de 2002), seguida del número de estimación realizada durante ese mes para dicho cliente. P. ej. P-BOS-0201-01 significa que es la primera estimación de honorarios que se hace en enero de 2002 para el cliente BOSCH.

Para hacer una estimación para una traducción del inglés al español, el nº de palabras se incrementa en un 15% y si es una traducción del alemán al español se incrementa en un 35%.

Se pregunta al cliente para cuándo necesita la traducción, a efectos de saber si la modalidad de traducción será standard o urgente.

Si la traducción es muy larga (más de 25.000 palabras), se aplica el descuento correspondiente que figura en el documento “Política de Descuentos y Recargos para Traducciones e Interpretaciones”.

IMPORTANTE: Para saber si hay que pedir o no provisión de fondos, se consulta con Administración.

– Una vez enviado el Email, se guarda en la carpeta “Presupuesto”, dentro de la carpeta correspondiente a dicha traducción, dentro de la carpeta “Proyectos de Traducción e Interpretación” (ver más abajo la organización de las carpetas). En dicha carpeta se archivará también la solicitud de presupuesto del cliente.

– Si el cliente es nuevo, se le llama al cabo de aproximadamente 2 días para hacer un seguimiento.

En el trato con el cliente durante esta fase, conviene:

– No poner problemas, obstáculos ni comentarios negativos. La idea a transmitir es que podemos solucionarle todo y no hay ningún problema.

– Al mismo tiempo, ser sinceros, honestos y profesionales. Si algo realmente no se puede hacer garantizando la calidad, mejor informarle de ello.

– No mostrar preferencias nuestras. Transmitir la sensación de que el centro del mundo es el cliente y no nosotros. Somos nosotros los que estamos para satisfacer al cliente y no al revés.

– Si es un amigo o conocido, o un conocido de un conocido, se puede estudiar darle concederle algún descuento o ventaja. Los descuentos para las Traducciones e interpretaciones normalmente no superarán el 10% y requieren el visto bueno de Gerencia. Que parezca que le damos un trato especial, por ser él, un descuento especial o alguna ventaja.

A las empresas que han solicitado presupuestos o información se las anota en la Base de Datos de Clientes Potenciales Interesados