SI QUIEN LLAMA NO ES CLIENTE, SE LE DA EL TELÉFONO DE LA PERSONA ENCARGADA DEL ASUNTO.

SI EL INTERLOCUTOR LLAMASE AL ENCARGADO, NO LO LOCALIZASE Y VOLVIESE A LLAMAR A RECEPCIÓN, SE LE PREGUNTA SI QUIERE DEJAR UN MENSAJE. SI LO DEJA, TOMA NOTA EN UN EMAIL Y SE ENVÍA AL ENCARGADO.