Traducciones especializadas

 

Este tipo de traducciones son realizadas por traductores profesionales nativos(1) de la lengua de destino con un elevado nivel de experiencia y especialización en el tema del que trata la traducción. En la medida de lo posible, se intenta que sean realizadas por abogados, economistas, ingenieros, informáticos, farmacéuticos, etc.

Además, las traducciones especializadas están sujetas a los siguientes procedimientos y controles de calidad con el fin de conseguir un nivel de calidad alto:

1. Traducción
2. Comprobación inicial
3. Revisión
4. Comprobación final

(1) En excepciones justificadas los traductores pueden ser no nativos.

1. Traducción

Se espera del traductor que realice todos los esfuerzos razonables para intentar seguir los siguientes los estándares y procesos.

ESTÁNDAR DE CALIDAD A ALCANZAR PROCESOS PARA ALCANZAR EL ESTÁNDAR DE CALIDAD
FIDELIDAD AL TEXTO ORIGINAL

Mantenerse fiel al sentido de los términos y de las frases traducidas.
Trabajar con mucho rigor y precisión para reflejar el fondo del asunto, recogiendo todos los matices. Se trata de ser fiel a la versión original en cuanto a contenido y fiel al idioma de destino en cuanto a la forma.

Procesos necesarios:

– Leer el texto con atención.

– Leer cada frase las veces que sea necesario hasta que se entienda.

– Investigar con el grado de profundización y perfeccionismo que sea necesario hasta que se entiendan todas las ideas del texto. Cada idea de la versión original debe ser entendida con todos sus matices, para saber exactamente lo que quiso decir el autor.

Para ello, se lleva a cabo todo el trabajo de investigación que sea necesario para conocer el significado exacto de cada palabra y expresión. Si es necesario, se estudia el sistema legal del país en el que se ha redactado el documento original u otros campos sobre los que verse el texto.

Para ello, será necesario consultar los diccionarios (generales, especializados, de definiciones, de abreviaturas), otros recursos de que se disponga (Internet, manuales, etc.) o a personas que dominen la materia.

– Unas vez comprendidas las ideas contenidas en la traducción, con todos sus matices, son expresadas tal como lo haría un experto nativo. Para ello, se lleva a cabo una labor de investigación con el grado de profundización y perfeccionismo que sea necesario en los campos correspondientes con el objeto de encontrar el equivalente exacto al concepto extranjero.

– Consultar intensivamente el diccionario, pero si ninguna de las traducciones dadas por el diccionario acaba de cuadrar, investigar por otros medios. Cuando sea necesario, usar diccionarios de definiciones, tomar el concepto e investigar qué término del idioma de destino corresponde a ese concepto.

– Si en el idioma de destino no hay ningún concepto que equivalga exactamente al concepto del idioma de origen (ello sucede a veces con las traducciones jurídicas, debido a los diferentes sistemas legales), hacer una traducción libre que permita entender el concepto e indicarlo con una nota explicativa en la Nota de Criterios.

– Siempre que la traducción suene bien (ha de parecer un texto redactado originalmente por un nativo del idioma de destino y no una traducción), ser lo más literal posible. Sin embargo, todo lo que suene forzado o raro hay que adaptarlo al estilo propio de un experto nativo, aún a costa de apartarse de la literalidad (coger la idea, olvidarse del texto original y expresar la idea tal como lo haría un experto nativo).

– Si después de haber investigado todo lo necesario, queda alguna cuestión dudosa, indicarlo en la Nota de Criterios (si es poco dudosa) o preguntarlo por Email al Coordinador de Proyectos (si en muy dudosa).

– Asegurarse de todo (no presuponer nada).

– Revisar cotejando una copia impresa del original con la traducción, subrayando cada palabra a medida que se coteja.

– Hacer una revisión del contenido para verificar que todo tiene sentido y lógica. Por un momento, olvidémonos que somos Traductores e imaginémonos que somos un abogado que acaba de redactar un contrato, un consultor que acaba de redactar un informe, etc., comprobando que el contenido sea adecuado.

Procesos recomendables:

– Consultar a expertos de aquellos temas que no dominemos.

Otras acciones recomendables:

– Adquirir conocimientos especializados sobre el área del saber correspondiente (p.ej. hacer algún tipo de estudio de derecho, informática, etc.).

ESCRIBIR LOS NOMBRES PROPIOS Y LAS CIFRAS CORRECTAMENTE Procesos necesarios:

– Prestar especial atención cada vez que se escribe un nombre propio o una cifra.

– Hacer una revisión cotejando una copia impresa del original con la traducción, subrayandocada palabra a medida que se coteja, y prestando especial atención al cotejar los nombrespropios y las cifras.

0 OMISIONES

Traducir todo el texto que deba traducirse, sin dejarse nada relevante

Procesos necesarios:

– Revisión cotejando una copia impresa del original con la traducción, subrayando cada palabra a medida que se coteja.

– Hacer la traducción en modo “Diseño de Impresión” (para poder ver el encabezamiento y pie de página). Para ello, ir a Menú, Ver, Diseño de Impresión.

0-2/1000 ERRORES TIPOGRÁFICOS U ORTOGRÁFICOS

Dada la dificultad para el cerebro humano de eliminar todos los errores orto-tipográficos, se admite un nivel máximo de tolerancia de 2 errores tipográficos por cada 1.000 palabras.

Procesos necesarios:

0-2/1000 errores tipográficos u ortográficos.

– Usar la función “Ortografía” de Word o del programa correspondiente.

– Hacer las lecturas de la traducción que sean necesarias hasta que llegue un momento en que no se detecte ningún error.

FORMATO ADECUADO

Normalmente hay que seguir el mismo formato usado en la versión original.

Si hay inconsistencias o errores claros en la versión original, puede mejorarse, lo cual se indicará en la Nota de Criterios.

Procesos necesarios:

– Fijarse bien en el formato del documento original (todo: letra, separación de las líneas, alineaciones, párrafos, márgenes, negritas, mayúsculas, subrayados, etc.) y usar el mismo formato en la traducción.

– Traducir el texto incluido en los cuadros, dibujos, etc., salvo que no sea posible.

– Introducir numeración de páginas, en caso de que no hubiese.

– Si hay alguna lista por orden alfabético, reordenarla.

– Actualizar el índice, en su caso.

– Hacer una revisión exclusivamente para el formato y las enumeraciones de párrafos (preferiblemente haciendo una impresión de la traducción).

Procesos recomendables:

– Si hay alguna imagen en un texto en papel, escanearla (si no supone mucho trabajo) e incorporarla al documento.

ENUMERACIONES DE PÁRRAFOS CORRECTAS Procesos necesarios:

– Prestar especial atención cuando hacemos una enumeración de párrafos.

– Hacer una revisión exclusivamente para el formato y las enumeraciones de párrafos.

ORDEN ADECUADO DE LAS PALABRAS

Cada idioma usa un orden diferente de las palabras. Por ello, hay que cambiar el orden respecto al texto original para que suene bien en el idioma de destino.

Procesos necesarios:

– A medida que se va traduciendo, comprobar que cada frase suene bien, como si no fuese una traducción, sino un texto escrito originalmente por un nativo.

– Hacer las lecturas posteriores que sean necesarias para ir puliendo el estilo, hasta que llegue un momento en que todo suene bien.

Procesos recomendables:

– Si se tiene la oportunidad, dar la traducción a leer a otra persona (nativa) que no haya leído la versión original, para que indique todo aquello no le acabe de sonar bien.

ESTILO IMPECABLE

Redactar con el estilo que tendría un experto en la materia para el tipo de documento en cuestión.

Procesos necesarios:

– Documentarse, leer textos similares redactados por expertos (buscarlos en Internet, manuales, etc.).

– Cuando sea necesario apartarse mucho de la versión original para que la traducción esté redactada tal como lo haría un experto nativo, indicarlo en la Nota de Criterios.

– Tras realizar la traducción, hacer alguna lectura para pulir el estilo.

Procesos recomendables:

– Consultar con expertos en la materia, en caso de que nos sea posible.

ADECUACIÓN A LAS NECESIDADES DEL CLIENTE Y DE 1GLOBAL Procesos necesarios:

– Seguir las indicaciones dadas al Traductor cuando se le efectúa el pedido, así como los glosarios y las instrucciones de trabajo.

MEJORAR LA VERSÓN ORIGINAL
(salvo que se trate de una traducción jurada o se indique expresamente)
Procesos necesarios:

– Si es obvia cuál era la intención del autor, se puede corregir, indicándolo en la Nota de Criterios.

– En otro caso, no se subsana y se indica en la Nota de Criterios.

DAR VALOR AÑADIDO AL CLIENTE Procesos recomendables:

– Si procede, pueden hacerse sugerencias en la Nota de Criterios que puedan ser de utilidad al cliente. Por ejemplo, si es un contrato se puede proponer cómo adaptarlo a las prácticas y legislación del país de destino.

PREPARAR UNA NOTA DE CRITERIOS Procesos necesarios:

– El Coordinador de Proyectos envía al Traductor, junto con el texto a traducir, un modelo de Nota de Criterios. El Traductor la cumplimenta, en su caso, y la envía junto con la traducción En la misma expone los criterios seguidos en las cuestiones dudosas y en las incidencias surgidas en la traducción.

CUMPLIMENTAR UN CHECKLIST Procesos necesarios:

– El Coordinador de Proyectos envía al Traductor, junto con el texto a traducir, una Checklist. El Traductor hace una cruz en cada punto de la Checklist a medida que la comprueba y la envía junto con la traducción.

PUNTUALIDAD EN LOS PLAZOS DE ENTREGA Procesos necesarios:

– Hacer una traducción de calidad requiere tiempo y dedicación, por lo que es necesario llevar a cabo una buena gestión del tiempo:

– Calcular el nº de horas que necesitaremos usando el “peor escenario” y trabajando sin prisas (salvo que se trate de una traducción urgente). Para ello, multiplicar el nº de palabras del texto por nuestro ratio más bajo de palabras/hora.

– No aceptar ninguna traducción si no se está seguro de que se dispondrá del tiempo necesario.

– Prever siempre el peor escenario y anticipar posibles problemas. Tomar las medidas preventivas para evitar cualquier imprevisto: contar con buenos equipos (y preferiblemente con equipos de repuesto), varias conexiones a Internet, varias cuentas de correo electrónico, etc., para que nada falle. Ir salvando la traducción periódicamente en copia de seguridad.

CONFIDENCIALIDAD Procesos necesarios:

– No divulgar ninguna información proporcionada por 1Global.

– Mantener debidamente guardado el material e información proporcionado por 1Global, de forma que no pueda llegar a manos de terceras personas.

2. Comprobación inicial

Una vez finalizada la traducción, el traductor verifica su propio trabajo de acuerdo con los estándares y procesos anteriores. Este control incluye la comprobación de que el significado se ha trasladado correctamente, que no hay omisiones ni errores y que se han cumplido las especificaciones del servicio definidas. El traductor introduce las correcciones necesarias.

 3. Revisión

Parte de las traducciones especializadas están sujetas también a una revisión. Consisten en que un revisor realiza un control de calidad (2), cotejando la traducción con el original, para constatar que cumple con los estándares antes expuestos. El revisor debe ser una persona distinta del traductor y debe tener la competencia adecuada en las lenguas de origen y destino.

Este control de calidad se realiza con mayor o menor profundidad en función del nivel del traductor.

(2) Salvo que no sea posible por razones de plazo o de otro tipo.

 4. Comprobación final

Finalmente un profesional diferente al traductor y al revisor verifica que el servicio prestado cumple las especificaciones del servicio. Esta comprobación final incluye, si hay tiempo, comprobación de formato, de que esté todo traducido, ortografía y tipografía, nombres propios y cifras.

Para las traducciones urgentes, los controles de calidad dependen del tiempo disponible, por lo que no se garantiza el mismo nivel de calidad que para las traducciones no urgentes. Sin embargo, si el cliente lo indica, con posterioridad a la entrega de la versión urgente podemos completar los debidos controles.