brexit-british-pound

Brexit

La decisión tomada por Reino Unido de salir de la Unión Europea ha puesto bajo tela de juicio un sinfín de asuntos, incluidosentre estos está el futuro del ingles: si seguirá siendo o dejará de ser el idioma oficial de la UE. La respuesta es la siguiente:

De acuerdo a la Regulación 1/58 del 15 de abril de 1958, se decidió que los idiomas oficiales de las Comunidades Europeas sería los idiomas oficiales de los Estados Miembros y estos establecieron su equidad. Desde ese momento esta regulación ha sido examinada y enmendada según correspondiera. Dado que el mismo idioma es oficial en dos o tres Estados Miembros, el inglés permanecerá como uno de los idiomas oficiales de la Unión Europea. El inglés es el idioma oficial, no solo de Reino Unido, sino también el de Irlanda por lo que permanecerá como idioma oficial de la Unión Europea.

La decisión de los británicos traerá consigo dos asuntos relacionados con la política de idiomas de la Unión Europea y la dimisión inevitable de ciudadanos británicos trabajadores de las agencias de la Unión Europea:

  1. ¿Quiénes se encargarán de los documentos y tareas en inglés en el departamento de servicios de traducción de la UE? ¿Es que los traductores anglófonos con nacionalidad británica mantendrán sus puestos de trabajo? ¿Serán remplazados luego del Brexit? ¿Serán los irlandeses capaces de ocupar sus puestos o traductores de otros Estados Miembros? Es bien sabido que el ingles sufre algunas alteraciones cuando los que traducen no son hablantes nativos. Una de las prioridades de la Unión Europea debe ser lidiar con el futuro del inglés en los servicios de traducción y con los criterios de calidad de los documentos originales. Estos documentos son incorporados en los derechos internos de los Estados Miembros, así como también son utilizados como evidencia en procedimientos judiciales que tienen como base o guardan relación con los estatutos de la Unión Europea. Se necesitan traductores y críticos que sean ciudadanos británicos por lo que es razonable cuestionar la calidad de los documentos originales y de las traducciones de la Unión Europea luego del Brexit. ¿Cómo harán para mitigar estas deficiencias?
  2. La última pregunta es de gran relevancia pues está relacionada al empleo de ciudadanos británicos en las agencias de la Unión Europea. Se desconoce el futuro de estos, pues si todos son despedidos no habrá suficiente personal para brindar traducciones de calidad al inglés. ¿Qué idiomas serán utilizados en lugar del inglés durante las reuniones? El inglés siempre fue una constante y ahora cuando la separación sea completada la política de idiomas de la UE tendrá que ser modificada. La pregunta es ¿de qué manera?

image source1

image source2