El idioma puede jugar una mala pasada

El 29 de Julio del 2013, el ídolo futbolista ecuatoriano Cristian (el Chucho) Benítez, falleció en la ciudad de Qatar (Emiratos Árabes) a los 27 años, apenas llegado a su nuevo Club, Jaish SC, después de haber sido transferido del “América de México”.

El “Chucho” tuvo un fuerte malestar de estómago y lo trasladaron al hospital en urgencias. La hija de Benítez, quien acompañó a su padre al hospital, pedía que se le atendiera lo antes posible. Ni el ídolo ecuatoriano, ni su esposa e hijos hablaban árabe ni inglés y el hospital no disponía de intérprete médico, lo cuál provocó diversas confusiones antes de que el futbolista pudiese ser atendido.

Tras diversos problemas de comunicación, el futbolista no pudo ser visitado por el equipo médico hasta dos horas después de haber llegado al hospital. Pero ya era demasiado tarde. Este malestar abdominal ocasionó una peritonitis que provocó un paro cardio-respiratorio al futbolista.

Según el embajador de Ecuador en México, Patricio Alfonso López Araujo, mencionó que “el idioma pudo jugarle una mala pasada al Chucho en Qatar”. De haber contado con un intérprete simultáneo con conocimientos de medicina que hubiera podido realizar una correcta traducción de los síntomas que aquejaban al futbolista, quizás, El Chucho seguiría con vida marcando goles para sus equipos.

Artículo relacionado: ¿Un intérprete te puede salvar la vida?