Traductores sin fronteras

Traductores sin Fronteras es una organización sin ánimo de lucro que ofrece los servicios de traductores profesionales gratuitos destinados a ayudar allá donde realmente se les necesite. Todo empezó cuando Medecins sans frontiers (Médicos sin fronteras) preguntó a la empresa Lexcelera que les proporcionara un precio aproximado para uno de sus proyectos. En vez de calcular el presupuesto, Lori Thicke, el fundador, les comentó que aceptarían hacer el trabajo gratuitamente con una condición: que el dinero dedicado originalmente al traductor profesional, se destinase a ayudar a salvar más vidas.

En un principio, se fundó en el año 1993 en París como una pequeña organización benéfica francesa llamada Traducteurs sans Frontières (Traductores sin Fronteras) fundada por Lori Thickey y Ros Smith-Thomas.

1

Lori Thicke escribió en su artículo un relato sobre un terremoto que tuvo lugar en Haití en el año 2010 y cómo, de repente, se dieron cuenta de que su ayuda, a pesar de haber donado más de un millón de palabras traducidas a organizaciones era insuficiente. Cuando ocurre un desastre natural o cualquier otra situación que requiera ayuda de organizaciones externas independientes, la comunicación es crucial para salvar vidas. Dónde encontrar refugio, cómo protegerte a ti mismo o a tu familia, dónde encontrar agua o dónde estar a salvo son preguntas sencillas que, en esos casos, pueden ser difíciles de resolver. Las siguientes seis semanas tras el terremoto, llegaron 40.000 mensajes a número de teléfono nacional que se estableció para coordinar las ayudas. Los supervivientes mandaban mensajes para ayudar a desenterrar gente de entre los escombros, pedir comida y agua y encontrar a sus seres queridos. Los mensajes estaban redactados en el idioma que la mayoría hablaba: el criollo haitiano. Desafortunadamente, la mayoría de los rescatadores no lo entendían. Así es cómo los fundadores se dieron cuenta de lo importante que es comunicarse en lenguas locales y poder contar con un traductores profesionales en este contexto resultó fundamental.

2

Con el propósito de crecer y prepararse mejor para el futuro, crearon una organización estadounidense con base benéfica: Translators without Borders (Traductores sin Fronteras), la cual iría vinculada a Traducteurs sans Frontières. Hoy en día, traducen más de dos millones de palabras al año para organizaciones como Médecins sans Frontières, Médecins du Monde, Action Against Hunger, Oxfam US, Ashoka y Handicap International. Pero aun así estas organizaciones son tan solo el 1 % de todas las que les necesitan. Hay, literalmente, miles de organizaciones más que necesitan ayuda para comunicarse urgentemente.

 

 

3

En noviembre del 2013, cuando el devastador tifón Haiyan estaba a punto de arrasar Filipinas, los oficiales cometieron el gran error de pensar que toda la población hablaba o entendía el inglés, por lo que emitieron todos los mensajes de alarma en este idioma. Sin embargo, el 90 % de la población habla una de las 175 lenguas vernáculas de Filipinas. Fueron sobre todo los pobres que vivían cerca de la playa los que fallecieron por no saber hablar inglés y, las palabras de advertencia que solo pretendían ayudar, no llegaron a aquellas personas que hablaban cebuano o samareño y no se pudieron preparar para hacer frente a las olas de más de 15 metros de altura.

Hay dos ejemplos de casos donde los servicios de traducción se necesitaban desesperadamente después de un desastre, pero no se consideraron importantes.

La comunidad de voluntarios ha crecido enormemente desde que existe Traducteurs sans frontières. Actualmente cuenta con 3.000 voluntarios en activo que trabajan profesionalmente en cuanto sacan algo de tiempo. La organización ofrece más de 104 pares de idiomas y apoya a 490 organizaciones sin ánimo de lucro, entre las cuales destacan Oxfam, Kiva y Save the Children. Gracias a ProZ.com, han sido capaces de automatizar las asignaciones de los proyectos y el grado de reacción enormemente.

Si te estás preguntando cómo puedes ayudar, donar dinero no es la única vía. Si eres un traductor profesional, en vez de dinero, puedes ofrecer tus habilidades y conocimientos a Traductores sin Fronteras o difundirlo entre tus conocidos y amigos.

Traducido por: Marc Tamarit Galdón

Enlace al artículo original: TRANSLATORS WITHOUT BORDERS