Good TranslatorSer traductor: mucha gente piensa que es un trabajo muy fácil y que el conocimiento de una lengua extranjera es suficiente para ejercer esta profesión. Sin embargo, en realidad, la cuestión es mucho más complicada. Para ser un buen traductor tienes que cumplir algunas condiciones imprescindibles.

  • Características temperamentales

Un buen traductor debería tener mucha paciencia y perseverancia. Debería ser también un perfeccionista concienzudo. Un traductor a menudo pasa un rato solo traduciendo a menudo textos largos o difíciles. Si no puedes concentrarte en un tema durante un rato no eres una persona paciente y si no te gusta trabajar solo, el trabajo de traductor no es adecuado para ti.

  •  Conocimiento de la cultura

Como he dicho en el primer párrafo el conocimiento del idioma no es suficiente. Para traducir perfectamente lo importante es “sentir” la lengua. Para tener esta habilidad tienes que conocer la cultura del país del idioma. Puedes desarrollar esta competencia leyendo libros, la prensa del país extranjero o mirando la tele.

  •  Conocimiento de la lengua materna

¿Conocimiento de la lengua materna? Evidente casi cada persona piensa que conoce su lengua materna perfectamente bien. De verdad no es así. Mucha gente no hace solo errores ortográficos sino también los de gramática. Entonces, para evitarlos es necesario leer mucha literatura buena para estar acostumbrado a la lengua correctamente usada.

  •  Inmunidad a estrés.

En trabajo de traductor la inmunidad a estrés es muy importante. Trabajar bajo presión es cotidianidad para el traductor. A menudo tiene encargos para “ayer” pues debe trabajar rápidamente y tiene que tener los nervios fuertes.

Fuente de la imagen: english-learners.com