La traducción jurídica

Un traductor profesional del ámbito jurídico es consciente de que debe ocuparse de informaciones complicadas y delicadas.

Si comete un error de traducción o interpretación en el ámbito legal, esto puede provocar daños irreparables a su cliente, tanto a nivel económico y profesional como personal. De ahí la importancia de contratar a un traductor jurado de la máxima calidad y confianza. En 1Global Translators ofrecemos servicios de traducción jurada en todos los idiomas reconocidos por el Ministerio de Asuntos Exteriores y somos especialistas en traducciones legales y económico financieras, por lo que ofrecemos los mejores especialistas en la materia, así como unas tarifas muy competitivas.

El problema principal de las traducciones jurídicas es que no habitualmente no hay una precisa correspondencia entre las palabras del idioma de origen y las palabras del idioma de destino. Es por ello que el traductor jurídico debe ser muy riguroso, y además de ser nativo del idioma de destino, debe tener una serie de habilidades y actitudes adicionales:

  • tener una buena experiencia en el ámbito jurídico;
  • mantenerse informado sobre los avances y actualizaciones en materia legal;
  • mantener transparencia y claridad en las traducciones.
  • realizar un glosario terminológico de consulta rápida para mantener la coherencia a lo largo de todo el texto.
  • evitar siempre dobles interpretaciones que puedan dar lugar a confusiones.

traduccion jurada

Las traducciones jurídicas pueden tener relación con diferentes sistemas legales de cada país, dependiendo del área del derecho sobre el que versen (civil, laboral, mercantil, etc.) y presentar dificultades adicionales sobre todo en la búsqueda de la terminología apropiada.

Haciendo un resumen, un buen traductor jurídico puede encontrar en su trabajo diferentes hipótesis:

  • Perfecta correspondencia de términos: el traductor solo traduce sustituyendo las palabras en el idioma de destino;
  • Mismas palabras, pero normas diferentes: el traductor tiene que declarar el idioma y el sistema jurídico de origen.
  • Palabras diferentes y normas diferentes: el traductor no tiene que declarar el idioma y el sistema de origen, sino concentrarse sobre el concepto que debe exprimir.

Concluyendo, una traducción jurídica solo se puede hacer por un traductor experto que, aunque recibe ayuda de nuevos programas de búsqueda, debe ser profesional y mantenerse siempre informado sobre las novedades en su campo.

dopc legal

títulos académicos