Entre muchos tipos de traducciones que conocemos merece destacar la traducción artística y cultural, ya que se la considera uno de los ámbitos más complicados de este sector. Pero, ¿qué abarca en realidad el tema de las traducciones artísticas? ¿Se selecciona solamente los textos literarios o, tal vez, este campo es más amplio?

traduccion artistica

traduccion artistica

Según la traductora Joanna Martinez, experta en las traducciones tanto jurídicas como artísticas, este término tiene mucho espacio e incluye los ámbitos de la pintura y arquitectura, la escultura y el grabado, las artes decorativas, la fotografía, etc. Y acada una de estas áreas cuenta con su propia terminología técnica. No obstante, el contenido de las traducciones artísticas no es específicamente tecnológico o técnico: cada ámbito refleja unos conocimientos de la terminología poco conocidos. Una traducción artística, por lo complejo que es  trasladar la idiosincrasia propia de cada idioma y cultura, y por los conocimientos previos necesarios, puede llevar el doble o el triple de tiempo que una traducción de otro tipo, y no implica nada menos complejo que, por ejemplo, la traducción jurídica. La crítica de arte, es decir, escribir sobre arte, no es especialmente técnico pero sí abarca un amplio abanico de temas y, con frecuencia, incluye referencias poco conocidas y un discurso inescrutable, lo que puede requerir de una investigación interminable y darle muchas vueltas a cada frase para lograr expresar el significado más apropiado.

No debemos confundir la traducción artística con otras especialidades como por ejemplo los textos turísticos, es decir, las guías de viajes, folletos publicitarios, audioguías, vídeos promocionales, etc. que tratan sobre las ciudades y las zonas rurales, los monumentos, acontecimientos, costumbres, platos típicos, alojamiento… y que son textos mucho más amplios en cuanto a su ámbito y que están dirigidos al lector/viajero medio. Estos textos poseen sus propias peculiaridades que no siempre permiten etiquetar a este tipo de traducciones como fáciles. Al contrario, son un buen material a modo de prueba para aquellos que se están planteando la profesión de traductor. Cuando hablamos de traducción de “arte”, en cambio, por norma general nos estamos refiriendo a material de museos, galerías de arte y libros de gran formato.

En cuanto a los recursos para la investigación traductológica, la experta recomienda el uso de los libros impresos como fuente de referencia justificando su opinión, ya que las publicaciones de los libros de referencia suelen ser más cuidadosos que los sitios web. En este sentido, a las páginas de los museos las llama ¨minas de información¨. Aparte de esto, no es ningún secreto que para mayor calidad, los diccionarios, los glosarios o las herramientas TAO sean los mejores amigos de cada traductor. No obstante, algunos traductores más baratos recurren básicamente a Google Translator que, en efecto, tiene sus consecuencias en mala calidad de las traducciones. La crisis ha afectado a este sector igual a que a todos los demás, y algunos clientes buscan traductores más económicos que recurren a herramientas automatizadas, que pueden dar lugar a experiencias tan desastrosas como la reciente metedura de pata de Lionel Messi en facebook de la que hablamos en este blog hace unos días.

Deja un comentario