Sudáfrica, un país de 11 idiomas

idiomas sudafrica
En general, las primeras cosas que asociamos con Sudáfrica son el apartheid, la colonización y la figura de Nelson Mandela, pero hay pocas personas que conocen bien las complicaciones étnico-lingüísticas que existen en este país. Cuando más nos acercamos  al tema de la situación lingüística en Sudáfrica, nos damos cuenta de que un habitante blanco de esta región puede usar tanto el inglés como el afrikáans y que la población negra tampoco forma una sociedad uniforme en cuando a las lenguas. Además, una gran cantidad de la población sudafricana es ocupada por los mestizos, llamados coloureds – es decir – las personas cuyas antepasados tenían raíces mezcladas. Por último, en Sudáfrica también viven los asiáticos y sobre todo los indígenas, que también hablan sus propias lenguas.
Así resulta que Sudáfrica es un país de hasta 11 idiomas oficiales. Es un fenómeno mundial, porque junto con India, Sudáfrica tiene el mayor número de lenguas oficiales en comparación con el resto de los países en el mundo. Entre ellos se encuentran: afrikáans, inglés, ndebele (isiNdebele), sotho del norte (Sesotho sa  Leboa), sotho (Sesotho), suazi (siSwati), tsonga (Xitsonga), tswana (Setswana), venda (Tshivenda), xhosa (isiXhosa) y zulú (isiZulu). Los dos primeros pertenecen al grupo de lenguas indoeuropeas, mientras que el resto proviene de la familia bantú. Hay que destacar que Sudáfrica reconoce también ocho idiomas no oficiales como “idiomas nacionales”.
En la política y los sectores de la ciencia y comercio los sudafricanos utilizan el inglés, pero en realidad lo hablan solo cerca del 8% de toda la población. Sin embargo, es la lengua entendida en la mayoría de las zonas urbanas y sirve para la comunicación entre diferentes grupos étnicos que habitan Sudáfrica. El segundo idioma que pertenece a la familia indoeuropea es el afrikáans. Esta lengua fue creada como resultado de la evolución de los dialectos hablados por los primeros colonizadores holandeses y de hecho no se diferencia mucho del actual holandés. Es distinta sobre todo en la parte gramatical que resulta menos complicada que la holandesa y en una serie de préstamos léxicos de otras lenguas utilizadas en esta región. Durante los años del apartheid, el afrikáans y el inglés fueron los únicos idiomas oficiales en Sudáfrica, por esto el primero a menudo se identifica con el régimen y la segmentación racial. Aun así, el afrikáans es la lengua materna de 13% de la población, domina en las provincias occidentales del país y sigue siendo el segundo idioma de comunicación tras el inglés y por delante del zulú. Lo utilizan sobre todo las comunidades blanca y mestiza y ciertas minorías entre los habitantes negros y asiáticos.
Otros idiomas oficiales de Sudáfrica pertenecen a la familia de las lenguas bantúes. Vale la pena señalar que las tribus que los utilizan no son habitantes endógenos de este país. Lo cierto es que vinieron desde el noreste, pero cuando en el siglo XVI comenzaron a llegar los colonizadores de Europa, los indígenas fueron obligados a huir hacia el norte. En consecuencia, ninguno de los idiomas sudafricanos de la familia khoisan tiene actualmente el estatus de la lengua oficial y la mayoría de ellos está en peligro de extinción. La característica más importante por la que se distinguen las lenguas khoisan es el uso de los click consonantes, que luego se pasaron a los idiomas bantúes, como el zulú o xhosa.
El zulú y xhosa son los idiomas más hablados por la población negra de Sudáfrica – el primero sigue siendo la lengua materna de 24% de los habitantes, mientras que el xhosa utilizan 18% de ellos. Estas dos lenguas compiten entre sí por el título del idioma dominado entre la población negra. Esta rivalidad dura más de medio siglo y tuvo sus repercusiones, entre otros en la escena política. Para ilustrar, en Sudáfrica hay provincias como Kwa-Zulu-Natal donde una de las lenguas domina por encima de otras. En aquella zona más de 80% de los habitantes habla el zulú.
Como he mencionado antes, la mayoría de los sudafricanos habla un idioma de la familia bantú. Entre las lenguas bantúes representadas en el Sur de África se distingue dos ramas principales: la rama sotho-tswana (sesotho, sotho del norte, setsuana), o la rama nguni (zulú, xhosa, suazi ndebele). Dentro de cada grupo, los diversos idiomas en su mayor parte resultan comprensibles para un hablante nativo de cualquier otra lengua dentro de su grupo. Los dos idiomas que quedan – tsonga y venda – no pertenecen a ninguna de las ramas bantúes. Se puede observar también que los nueve idiomas indígenas de Sudáfrica se dividen en dos zonas geográficas. En el sudeste del país dominan las lenguas nguni, mientras que los idiomas sotho son predominantes en el norte y el centro del país.
En resumen, Sudáfrica resulta ser uno de los países más ricos en cuanto a la parte lingüística. Es un buen ejemplo del ambiente multicultural, donde no solo se mezclan diferentes idiomas, costumbres y tradiciones, pero sobre todo crece la riqueza cultural africana.

2 thoughts on “Sudáfrica, un país de 11 idiomas

Deja un comentario