spellingbee

Una spellingbee es una competición en la que se les hace a los concursantes que pronuncien una amplia selección de palabras, normalmente variando su grado de dificultad. Se piensa que este concepto se tuvo su origen en Estados Unidos y que el primer ganador fue Frank Neuhauser, quien ganó la primera SpellingBee nacional en Washington D.C. en 1925 con 11 años.

El indicio más remoto de la expresión SpellingBee tiene su origen en 1850, aunque un nombre aún más antiguo, Spelling Match, tuvo su origen en 1808. El SpellingBee de Estados Unidos comenzó en 1925 y fue llevado a cabo por el Courier-Journal, periódico de Louisville (Kentucky).

En Estados Unidos, las SpellingBees se celebran anualmente, localmente hasta un nivel nacional, que otorga al ganador un premio en metálico. La spellingbee nacional está patrocinada por los periódicos de lengua inglesa y fundaciones de carácter educacional.

En 2005, los concursantes vinieron de las Bahamas, Jamaica, Guam, Islas Vírgenes Americanas, Samoa, Canadá, Nueva Zelanda, Puerto Rico y la base militar alemana. Los competidores más serios de Estados Unidos estudiarían afijos y etimologías, y a menudo lenguas extranjeras para poder pronunciar palabras algo desafiantes. Estudiantes de ortografía estadounidense comienzan la competición en la escuela primaria o en los institutos. Las clases compiten contra otras clases del mismo nivel, y la clase ganadora se determina a través de la puntuación obtenida por cada clase. A nivel individual, las SpellingBees de los colegios determinan que alumno representa a su colegio en las competiciones tanto a nivel local como nacional.

Muchos países se preguntan si esos retos tienen sentido o no. La respuesta está en que celebrar SpellingBees en inglés tiene sentido por su irregular pronunciación. De hecho, más allá de ser una asignatura, su pronunciación es diferente con respecto a su forma escrita. Muchas palabras se pronuncian de igual forma, pero se escriben diferente. Y, a veces, para permitir que otros entiendan lo que quieres decir, es necesario deletrear las palabras. Consideremos, por ejemplo, palabras como where (“dónde”) ywear(“llevar puesto”), here(“aquí”) y hear(“oír”) o whether(“si”) y weather(“tiempo”): tienen la misma pronunciación, pero diferentes significados y formas escritas.

Como conclusión, es preciso decir que los Americanos son de mente “desafiante” pero en el caso del inglés, la SpellingBee puede ayudar a futuros adultos a prevenir errores de gramática, factor muy común en inglés.

 

Fuente de la imagen: www.i.ytimg.com