Cómo determinan los sociolectos la clase social de las personas en Inglaterra

Sociolectos y la identidad inglesa

No hay nada como la identidad inglesa. Este término incluye el profundo sentido de existencia compartida y de identidad nacional que une al pueblo inglés. Y, aun así, esta identidad no está formada por un simple corpus de palabras a seguir como normas, como la educación, el gusto por hacer cola, etc. que pretenden definir la identidad cultural inglesa. Este concepto engloba la idea de sentirse unido por una nación, una cultura, una lengua, un territorio.

Uno no puede hablar de la identidad inglesa sin mencionar las clases sociales y los consiguientes sociolectos. Es común que la gente piense que los ingleses siempre han estado obcecados por la idea de las clases. Pero, aunque resulte sorprendente, en Inglaterra las clases no guardan relación alguna con el dinero o el trabajo que cada uno tiene; ¡lo único que importa es el lenguaje! Esto significa que podemos imaginarnos a los ingleses como gente que lleva incorporado una especie de «radar lingüístico» que les permite distinguir un miembro de clase social alta de alguien que cobra un salario mínimo simplemente escuchando su vocabulario y su pronunciación. En particular, las palabras que usa y cómo las pronuncia.

Aunque la pronunciación es un indicador más fiable, me centraré en la terminología, puesto que es, sin duda, un tema más interesante y un aspecto que los buenos traductores profesionales de inglés deben tener muy en cuenta para mantener sentido original del texto. En líneas generales, podemos distinguir cuatro palabras de uso más que habitual, los «4 pecados capitales», que los ingleses consideran señales infalibles de pertenencia a una clase social.

 

PARDON (‘perdón’)

Este es el enemigo más reconocido de las clases altas; ¡usar un término tan inconfundible de las clases bajas sería mucho peor que insultarles!

Una buena prueba que podrías intentar en Inglaterra para determinar la clase a la que pertenece una persona es la siguiente: cuando hables con un inglés, di algo en voz baja, a propósito para que no te oiga correctamente, y presta atención. Una persona de calse alta diría ‘Pardon (‘perdón’)?’; mientras que una persona de clase media o baja dirá ‘Sorry (‘perdón’)?’, o simplemente ‘What (‘qué’)?’

TOILET (‘baño’)

He aquí otro rasgo de un sociolecto que haría estremecerse a la alta sociedad. De hecho, la palabra culta más apropiada es ‘loo‘. La clase trabajadora, sin embargo, diría ‘toilet‘, o tal vez sustituiría la palabra por un eufemismo más sutil como ‘gents (‘caballeros’)’, ‘ladies (‘damas’), ‘facilities (‘servicios’), de forma que corren el riesgo de sonar muy pretencioso.

SERVIETTE (‘servilleta’)

En este curioso caso se usa una palabra francesa elegante en lugar del término procedente del inglés antiguo, con la intención de mejorar el status personal. ¿Por qué? Hay opiniones que apuntan que ‘serviette‘ es una palabra que adoptó alguien excesivamente remilgado y comedido que creía que ‘napkin (‘pañuelo’, ‘servilleta’)’ (el término más coloquial) se parecía demasiado a ‘nappy (‘pañal’)’, y quería una palabra que sonara más elegante y sofisticada.

DINNER (‘cena’)

Obviamente no hay nada malo en la palabra ‘dinner‘ en si. El problema aparece cuando los ingleses, en este caso los de clase baja, la usan para referirse al almuerzo, que debería llamarse ‘lunch‘. Las clases trabajadoras también suelen llamar a la comida vespertina ‘tea (‘té’)’, aunque normalmente se la denomina ‘dinner‘ o ‘supper‘. No obstante, la clase más elevada emplea el término ‘tea’ para referirse a los pastelitos y bollos que toman alrededor de la 4 de la tarde. Por lo tanto, las complicaciones para los extranjeros son perfectamente evidentes: si nos invitan a cenar con la palabra dinner, ¿deberíamos presentarnos a mediodía o por la noche? ¡Recuerda estas diferencias y piensa que siempre es mejor preguntar a qué hora debes ir!

 

Ergo, ¿qué nos dicen los sociolectos acerca de la identidad inglesa? Definitivamente que la inglesa es una cultura mucho más verbal que no visual: las palabras son el medio preferido para comunicar las cosas, así que es digno de mención que estas sean el medio principal para reconocer y marcar el status social de cada uno.

Artículo adaptado de: Fox, Kate, Watching the English, The Hidden Rules of English Behaviour.

Autora del artículo original: Giorgia. Traducido por Àlex Guardia.