El sueco es un idioma de origen germánico nórdico. Lo hablan alrededor de 9 millones de personas nativas en Suecia y en partes de Finlandia, en las que tiene carácter oficial con el finés.

Si nunca has pensado en aprender sueco, estas son algunas razones por las que aprenderlo:

  1. El sueco es fácil:

En el sueco, como en el inglés, los verbos se conjugan mediante el tiempo verbal, no mediante los pronombres. Además, solo hay dos géneros para los sustantivos, lo que significa que hay que memorizar mucho menos que si aprendes, por ejemplo, español o alemán.

  1. El sueco te abre las puertas a otros idiomas:

Si aprendes sueco, estarás más cerca de ser un verdadero políglota porque si hablas sueco, puedes entender mucho del noruego, danés e incluso un poco de islandés. Conocer el idioma también es útil si quieres aprender neerlandés o alemán.

  1. Los suecos son personas estupendas:

Los suecos son muy abiertos, liberales y justos, así como ecológicos, innovadores con la tecnología, y también atractivos. Además, los suecos hablan muy bien el inglés.

  1. El sueco suena de maravilla:

Algunas personas piensan que cuando los suecos hablan, parece que están cantando. Esto es así porque el sueco es un idioma melódico y suave. Para averiguarlo, escucha un poco de sueco y ¡ya verás!.

  1. La cultura sueca es divertida:

Otra buena razón para aprender sueco es poder conocer la rica e increíble cultura sueca, y en especial la comida.Así que, si te gusta cantar, beber y comer, encajarás a la perfección con esta cultura.

Aquí tienes algunos pasos para aprender sueco:

  • Tener un objetivo determinado es muy importante (puede estar en una frase, muy específica, que describa exactamente lo que quieres conseguir).
  • Escuchar, ya que esto es más importante que hablar (puedes escuchar música, la radio, diálogos, conversaciones, películas).
  • Imitar y leer
  • Escribir

 

 

Fuente (imagen): https://es.babbel.com/curso-de-sueco

Fuente (texto): http://www.lexiophiles.com