Un traductor puede ser tan importante como un médico o un abogado

¿Puede un traductor, o un intérprete, salvarte la vida?

Por muy exagerada que pueda parecer a primera vista, esta premisa es, en gran parte, válida. El trabajo de los traductores e intérpretes suele estar infravalorado porque lo percibimos como una profesión de gente impasible que traslada textos de un sistema lingüístico a otro. Pero hay mucho más, especialmente cuando tomamos en consideración campos como el de la medicina o el derecho. ¿Por qué? Pues porque esas materias tienen una influencia decisiva en nuestra vida. Algunas personas van más allá e incluso aseguran que podemos comparar a los traductores con los abogados o los médicos. ¿Realmente se exceden al hacer este tipo de comentarios, o hay algo de cierto en esta comparación, tan aventurada a primera vista y que nos cuesta tanto admitir?

Al margen de lo que cada uno pueda creer, no hace falta decir que hay ciertos aspectos que los traductores y los interpretes comparten con los profesionales en medicina y en derecho, entre los cuales:

1. LARGOS AÑOS DE ESTUDIO, FORMACIÓN Y EXPERIENCIA

Todo el mundo sabe que en los ámbitos de la traducción, la medicina y el derecho hace falta un estudio prolongado y exigente. A parte de los cursos académicos que hay que completar regularmente, los licenciados tienen que participar en diversas formas de educación adicional, mediante prácticas, aplicaciones, conferencias, etc. Traductores e intérpretes no pueden dominar una lengua totalmente puesto que esta muta constantemente y, en consecuencia, estar al día de los últimos cambios los convierte en estudiantes a perpetuidad.

¿Pueden los intérpretes salvar una vida?

¿Pueden los intérpretes salvar una vida?

2. LA EXPERIENCIA Y LAS ESPECIALIDADES

Hay especialidades médicas y jurídicas que los traductores e intérpretes deben conocer. Ser un buen traductor no solo significa poder hablar sin problemas dos lenguas, sino que uno tiene que tener conocimientos profundos en esas especialidades.

No podemos pasar por alto la complejidad del trabajo de los traductores; según las opiniones de un famoso autor, «para conseguir convertirse en un buen traductor, se necesita un mínimo de diez años, después de haber adquirido un nivel básico de ambas lenguas y sendas culturas. Desde este punto de vista, es un gran error pensar que una persona pueda, por el simple hecho de tener un nivel aceptable en dos lenguas, tener competencias suficientes para traducir.» Kasparek, The translator’s Endless Toil (‘El esfuerzo incesante del traductor’).

Los traductores e intérpretes expresan ideas.

Los traductores e intérpretes expresan ideas.

3. UN TRABAJO, UN DESAFÍO INTELECTUAL

Traductores e intérpretes jurídicos

Traductores e intérpretes jurídicos

Salta a la vista que la labor de un médico o un abogado es un desafío intelectual en muchos sentidos. No solo deben tener experiencia y conocimientos, sino también saber comunicarse, escuchar y solucionar problemas. Lo mismo puede aplicarse a traductores e intérpretes, los cuales necesitan añadir las habilidades interpersonales a su experiencia y a su dominio perfecto de las lenguas. Los intérpretes deben poseer la capacidad de tratar con otras personas, de concentrarse en lo que dicen y de aislarse de las distracciones externas, cosa que resulta un ejercicio mental extremadamente complejo.

En resumen, los traductores e intérpretes no pueden comparar los servicios que prestan a aquellos que ofrecen médicos y abogados; pero se parecen en aspectos como la duración de la formación, el número de especialidades y la naturaleza de la profesión, tan exigente intelectualmente. Sin embargo, hay que superar esta categorización y pensar simplemente en los casos en que la elección correcta de una palabra por parte de un traductor o un intérprete permite salvar una vida, o los casos en que sus conocimientos específicos acerca de una realidad cultural distinta contribuyen a evitar un desastre judicial o político.

Autor del artículo original: Weronika

Enlace al artículo: http://en.1globaltranslators.com/can-translators-and-interpreters-save-ones-life/