Dante

¿Cuál es la motivación que empuja las personas a estudiar la lengua italiana?

A pesar de la importancia política y económica de otros idiomas, el número de personas que estudian el italiano sigue creciendo siempre más  en los países que nunca conocieron la inmigración italiana también.

El estimulo más grande es el enriquecimiento cultural, junto a otras exigencias como las de estudio, de trabajo, de turismo o a lo mejor por razones sentimentales.

El italiano es el idioma de la cultura, es lo de Dante, del Bel Canto, de la Lirica.

Es el lenguaje de importantes artistas, pintores, poetas, escritores, filósofos.

Además, es la lengua del Papa también, siendo el idioma oficial, junto al latín, de la ciudad del Vaticano.

El italiano es un habla musical, abierto, vario  y redundante, por lo tanto es más fácil aprender esta lengua en lugar que otras.

Contemporáneamente, ese idioma acompaña el made-in-italy también: es la lengua de la moda, de las cocinas y de los coches. Todo esto es sinónimo de calidad, estilo y del saber vivir.

Los italianos son personas muy simpáticas, creativas y acogedoras y por supuesto que conseguir hablar su idioma permite crecer del punto de vista humano, cultural y profesional, al ser que por ejemplo la industria italiana queda una de las más importantes en el mundo.

Para concluir, se puede explicar una anécdota de la lengua misma y que tal vez podría interesar los que quieren acercarse a este idioma.  Un estereotipo que tienen los italianos al extranjero, es lo de “cantar” cuando hablan  su lengua y sin duda hay una razón que demuestra este “cliché” muy particular. De hecho, a parte unos artículos como “nel”, “il”, “un” y tal, en el idioma italiano no hay palabras que acaben en consonante.

Si se quiere entender la belleza de estos versos poéticos (en el video) tienen que hacer es comenzar a aprender italiano.

Fuente de la imagen