El peligro de las traducciones automatizadas y la polémica sobre la homofobia de Google Translate

La tecnología no supera los humanos

50 000. Es el número de personas que firmaron la petición de Allout.org, el colectivo de defensa de los derechos LGBT para pedir a Google que supriman las traducciones juzgadas como homofóbas de su programa de traducción automática, Google Translate.

Algunas personas se dieron cuenta de que cuando intentaban traducir la palabra “gay”, el poderoso buscador basado el algoritmos automatizados ofrecía traducciones peyorativas y discriminatorias hacia los homosexuales como  ‘faggot’ o ‘poof’ (maricón o marica).

Screen_Shot_2015-01-23_at_12.45.27
El problema era más aún importante en los países donde la homofobia es frecuente, como en Rusia, cuya palabra “гей” parece tener una connotación muy vulgar e insultante.

Obligada por la polémica de dimensiones mundiales, la multinacional americana se apresuró a resolver el problema, causando durante algún tiempo la desaparición pura y simple de la palabra “gay” de las búsquedas. Precisaron al mismo tiempo que su sistema de traducción automatizada  está basado en el escaneo por parte de sus robots de millones de documentos, entre los cuales traducciones resultante de la ONU. All Out y las asociaciones de defensa de los derechos de los LGBT en general acogieron la iniciativa de Google, al recordar que la firma es “pro-igualdad” y conocida por su posicionamiento progresista.

No es la primera vez que el gigante de la informática está en el centro de una polémica. En 2003, el político republicano americano Rick Santorum fue la victima de lo que se llama el “Google bombing”, o sea el hecho por un hacker de modificar voluntariamente la referencia de las páginas sobre Google. Así, el nombre del político fue asociado con una practica sexual que desaprueba.

Por otro lado, Google recibió también las criticas a causa de las búsquedas automáticas que aparecen a la pantalla después de haber escrito unas letras, y que son en su mayor parte discriminatorios, que se trate de discriminación de genero, racista o homofobia. Una vez más, Google se defendió al explicar que estas búsquedas están generadas por un algoritmo que toma especialmente en cuenta las búsquedas más frecuentes.

25340_autocompletado-google-homofobia get

25339_autocompletado-sexista-google-portada