¿Habrá alguna desventaja en ser bilingüe? Muchos creen que el plurilingüismo sólo tiene ventajas y que este es el motivo por el que muchos padres quieren que sus hijos aprendan bien al menos dos lenguas. De hecho, a veces es un requisito para obtener ciertos puestos de trabajo y resulta muy práctico cuando visitas un país extranjero. Sin embargo, una investigación llevada a cabo por la Universidad de Cambridge y la Universidad Anglia Ruskin ha mostrado nuevos resultados que ponen de relieve lo que se pensaba hasta ahora con respecto a las ventajas del plurilingüismo.
La gente bilingüe podría ser menos eficiente en la toma de decisiones.
Este equipo de investigadores es el primero en investigar el efecto de aprender una segunda lengua sobre las habilidades mentales y los proceso de toma de decisiones. Con este propósito, pidieron a 31 personas bilingües y 31 monolingües que tomasen decisiones rápidamente en un ejercicio monitorizado. Para ello, mostraron dos círculos en una pantalla, cada uno con un número determinado de puntos dentro. Todos los participantes (bilingües y monolingües) debían decidir cuál de los dos círculos contenía más puntos y calificar su nivel de confianza en su decisión.
El estudio demostró que, en promedio, las personas bilingües son un 10 por ciento menos precisas que las personas monolingües en la evaluación de su propia actuación después de una decisión. Por tanto, las personas monolingües parecen ser más precisas en sus actuaciones que las bilingües. El investigador que llevó a cabo este estudio afirmó que es posible encontrar desventajas del bilingüismo en cuanto al procesamiento metacognitivo y que no esperaban esos resultados. De hecho, las personas bilingües suelen ser mejores en este tipo de test que las monolingües. Pensaban que las ventajas que observaron en los bilingües con respecto a los procesos atencionales se extendería a los procesos de toma de decisiones. Por tanto, el impacto sobre las habilidades cognitivas de aprender un segundo idioma «opera en un espectro más amplio de lo que se pensaba», declaraban los investigadores en la sinopsis de su artículo.
No obstante, ser bilingüe sigue teniendo sus beneficios.
Sin embargo, muchas personas todavía creen que las ventajas que ofrece el aprendizaje de una segunda lengua valen esos pequeños inconvenientes. Un artículo del periódico The Telegraph afirmaba que la Profesora Antonella Sorace (fundadora del Centro Bilingulaism Matters de de la Universidad de Edimburgo y Profesora de Lingüística del Desarrollo) cree incluso que todos los títulos universitarios deberían incluir la formación en una segunda lengua.
De hecho, el hablar al menos dos idiomas no sólo es mejor para la carrera profesional (se puede ver más información sobre este tema aquí), sino que también puede ayudar a la comprensión de otras personas y otras culturas, desarrollando así la capacidad de adaptarse a otra cultura o situación. Además, el hecho de contar con dos o más puntos de vista contribuye a la consecución de nuevas ideas. Por otra parte, estos estudios demuestran que ser bilingüe desarrolla una reserva cognitiva capaz de retrasar cuatro o cinco años la aparición de ciertos tipos de demencia en personas mayores, pues compartimentar los idiomas de los que se dispone y cambiar entre ellos cuando es necesario ejercita y protege el cerebro.

Este es un tema que, sin duda ha de seguir investigándose.

Podría defenderse también que este experimento, en el que sólo han participado 62 personas, no es suficiente para concluir en esos resultados o que no es el hecho de ser bilingüe o monolingüe lo que influye en las habilidades de toma de decisiones de las personas, sino otros parámetros.

Es por ello que debe seguir investigándose en torno a este tema pero, de confirmarse estas afirmaciones, podría establecerse un mayor equilibrio en cuanto a estos temas, especialmente en los procesos de selección para puestos de trabajo, de modo que quizás sería más adecuado contratar a una persona monolingüe para aquellos trabajos que requieran una toma de decisiones más rápida o en los que las decisiones hayan de ser evaluadas y una persona bilingüe para aquellos que requieran mayor creatividad.

Fuentes (texto): www.telegraph.co.uk / www.journals.elsevier.com
Fuente (imagen): www4.hku.hk