PALABRAS INTRADUCIBLES

palabras intraducibles

En casi todos los idiomas, hay algunas palabras que no pueden ser traducidas fácilmente, las podríamos definir como “intraducibles”, ya que expresan un tipo de sentimiento, creencia o estado de ánimo característico del país de origen. Estas palabras suelen ser abstractas y sin equivalencia en nuestro idioma, son difíciles de definir sin utilizar una gran perífrasis.

A continuación citaré algunos ejemplos de este tipo de palabras, extraídas del artículo, “Lost in Translation: Words with Incredible Meanings”:

Hiraeth esta palabra viene del Gales y es similar al concepto portugués de saudade. Significaría “nostalgia por algún lugar al que no puedes volver, lugares perdidos del pasado, lugares que nunca existieron”.

blog1
El intraducible concepto de la palabra Inuit iktsuarpok vendría a significar, la sensación de estar en casa, esperando a alguien que tiene que venir – pero no conoces la hora de su llegada e incluso quizás no estés seguro que vaya a venir – estás impaciente, te levantas del sofá y miras el reloj, tal vez abres la puerta y te asomas a la calle, esperando que su coche aparque frente a tu casa.

¿Eres un glotón, comes compulsivamente? ¿Encuentras alivio y consuelo comiendo más de lo tu cuerpo necesita? En Alemania, hay una palabra que define el exceso de peso causado por un exceso de comida: kummerspeck, literalmente “dolor – kummer” y “beicon – speck”.

La palabra japonés wabi-sabi, proveniente del Budismo, significa “encontrar la belleza en la imperfección, la aceptación del ciclo de la vida y de la muerte”.

blog2También hay palabras que no existen en otros lugares, únicamente en su país de origen; por ejemplo la palabra finlandesa poronkusema que significa “la distancia que un reno puede recorrer antes de descansar”.

Como devoradora de libros, y defensora del hecho de que no se tienen que terminar de leer aquellos libros que no gusten o no sean interesantes, me siento identificada con la palabra japonesa Tsundoku que recogería esta idea; “dejar un libro sin leer apilado juntos a otros libros no leídos”.

Mujeres, cuántas veces habéis preguntado a vuestro novio: “¿Qué piensas?”, especialmente cuando te das cuenta que está pensando en otras cosas, mirando al vacio. Los japoneses utilizan una palabra específica boketto, que significa “tener una mirada perdida sin pensar a nada en particular”.

Considero que estos matices del lenguaje son fascinantes, además acentúan el difícil trabajo de los traductores. Muchas veces, es complicado recrear el mismo ambiente, el mismo significado y la misma esencia de un idioma a otro. Conseguir expresar, mediante la poesía o prosa, los mismos sentimientos de pasión o melancolía, es un trabajo delicado y sólo los buenos traductores lo logran.