CUANTO MEJOR APRENDES UN IDIOMA POR PRIMERA VEZ, MÁS DIFÍCIL SERÁ QUE LO OLVIDES

“Aprendí un idioma pero ya se me ha olvidado por completo”. Cuando escucho esto pienso que lo más probable es que realmente nunca llegase a aprenderse bien o de forma adecuada. En mi opinión, si se aprende un idioma, se aprende para siempre y cuanto mejor se aprende por primera vez, mayor será la profundidad a la que queda grabado en tu memoria, con lo que será más difícil de olvidar (incluso aunque no lo uses durante mucho tiempo). Creo que lo mejor es centrarse y afianzar bien un idioma antes de pasar al siguiente o aprender varios idiomas al mismo tiempo. En ocasiones siento que he “olvidado” palabras y expresiones aunque en realidad solo estén levemente por debajo de la superficie de mi memoria, con lo que el simple vistazo de una palabra puede ayudarme a recuperarlas rápidamente.

MANTENER UN IDIOMA ACTIVO ES MÁS FÁCIL QUE REACTIVARLO

Todo el mundo sabe que mantener un idioma activo resulta mucho más sencillo que reactivarlo tras un largo tiempo sin usarlo. Cuando se aprende un idioma nuevo, la mejor forma de incrementar nuestro conocimiento del mismo y adquirir fluidez es usarlo tanto como sea posible. ¡El truco está en no dejar que se oxide! Un idioma permanece activo en la mente mientras se use regularmente. No importa si dos veces en semana o una hora al día, lo importante es que para recordarlo hay que usarlo con regularidad,  sin importar dónde te encuentres. 

La conversación periódica nos ayuda negociar nuevos significados, lo que constituye la mejor manera de progresar. Así pues, ¡no seas perezoso e intenta encontrar tiempo para mantener activos tus idiomas!

Fuente: www.mezzoguild.com
Fuente de imagen: www.spanglishforgringos.com