Los bebés nacen con la habilidad de aprender idiomas, que comienza al nacer y es una capacidad natural.

Hay tres etapas básicas del aprendizaje de un idioma en la infancia:

  • Fase de aprendizaje:

Cuando los bebés nacen, pueden oír y hacer todos los sonidos de todos los idiomas del mundo, lo que significa aproximadamente 150 sonidos de unos 6500 idiomas. Los fonemas son los sonidos que utiliza un idioma y lo más interesante es que ninguna lengua usa los 150 sonidos (fonemas). Por ejemplo, el inglés tiene unos 44, el francés unos 37, el español unos 24, el chino alrededor de 32 y el !Xóõ (idioma khoisán) posiblemente el idioma que usa más fonemas del mundo usa 140. En la primera etapa, los bebés aprenden qué fonemas pertenecen al idioma que están aprendiendo y cuáles no. Además, una cuestión importante en cuanto a la inferencia en el aprendizaje de los niños es la capacidad para producir y reconocer esos sonidos, lo que se conoce como «conciencia fonémica».

  • Aprender palabras:

La segunda etapa es aprender palabras y aquí es donde los niños aprenden fundamentalmente cómo se combinan los sonidos en el lenguaje para construir significados, como mamá, etc. Por otro lado, todo lo que decimos es solo un flujo de sonidos, por lo que es un paso significativo para los bebés porque tienen que ser capaces de reconocer dónde acaba una palabra y empieza otra, lo que se conoce como «delimitación de palabras».

  • Aprender frases:

La tercera etapa es aprender a construir frases, lo que significa que empiezan a decir palabras en un orden correcto. Por otra parte, en esta etapa los niños aprenden la diferencia entre la corrección gramatical y el significado, lo que les ayuda a entender y a reconocer que a veces una frase puede ser gramaticalmente correcta y no tener sentido.

A pesar del hecho de que el lenguaje se desarrolla en ritmos distintos según el niño, la mayoría de los niños siguen un patrón básico:

  1. Nacimiento: período en el que la mayoría de los niños pueden reconocer el ritmo, la entonación y el tono alto o bajo.
  2. Seis meses: en este período, los bebés empiezan a balbucear y a arrullar, primer signo de que están aprendiendo el lenguaje. En este momento, los bebés también son capaces de hacer todos los sonidos de todos los idiomas del mundo.
  3. Ocho meses: es el tiempo en el que los bebés reconocen grupos de sonidos y pueden distinguir un grupo de sonidos de otro.
  4. Doce meses: en esta fase los niños empiezan a desarrollar el vocabulario y son capaces de relacionar significados con las palabras.
  5. Dieciocho meses: en general, las primeras palabras en el vocabulario de un niño son sustantivos y en esta etapa, los niños son capaces de reconocer la diferencia entre sustantivos y verbos.
  6. Veinticuatro meses: en esta fase los niños pueden entender estructuras fraseológicas básicas y han empezado a reconocer más que sustantivos y verbos.
  7. De treinta a treinta y seis meses: sobre el 90% de lo que dicen los niños es gramaticalmente correcto en esta etapa.

Después de esto, los niños siguen desarrollando un lenguaje más complejo y ampliando su vocabulario, pero hasta que alcanzan aproximadamente los once años, su uso del lenguaje no alcanza del todo el lenguaje adulto.

 

 

Fuente (imagen): www.guiainfantil.com

Fuente (texto): www.verywell.com