Los mejores platos de Gran Bretaña

Soy británico, británico hasta la médula. Me encanta nuestro país, nuestra cultura y, sobre todo, NUESTRA COMIDA. En este blog hablamos sobre la lengua y la cultura de diferentes países del mundo, intentando enseñaros datos culturales curiosos. Hoy quiero centrarme en la comida británica.

Los británicos no son muy conocidos por su cocina; la gente suele pensar más en Italia, Francia o España, cuando piensa en la cocina europea. Pues quiero deciros que están equivocados, en parte. El hecho es que es muy difícil encontrar buena comida británica a no ser que estés allí e, incluso así, muchos turistas suelen perderse lo mejor que el Reino Unido puede ofrecerles. Londres se ha convertido en una ciudad internacional y multicultural con una variedad de comida que podría competir con cualquier ciudad estadounidense. Sin embargo, si buscamos comida clásica británica o tradicional (buena comida), la mejor apuesta es un pub o bar local que no se haya rendido ante la idea de la globalización.


 

Fish y Chips

El fish and chips es, quizás, el plato nacional británico y puede encontrarse en, prácticamente, cualquier pub o en cualquier pueblo costero. En Gran Bretaña tenemos un culto de cocina diferente que muchos otros países no comparten: no somos perfeccionistas, pero es eso lo que creo que hace mejor a nuestra cocina. El fish and chips es pescado rebozado en una masa hecha con cerveza y empapado en vinagre, sal y, en Gales, también curry. Puedes comer fish and chips en los locales británicos llamados chippies (hay ocho de estos por cada McDonalds) y es la comida grasienta perfecta para una tarde de pereza.


 

Bangers y Mash

Bangers and mash es otro plato clásico de los pubs. Hablamos de unas grandes y jugosas salchichas de Cumberland con puré de patata y salsa de cebolla. No hay mejor plato que una buena ración de bangers and mash. Puedes acompañarlo de una cerveza artesana para ayudar a bajar la comida hasta el estómago.


 

Roast Beef con guarnición

Roast beef con guarnición. Me parece muy raro que no se coma este asado en ningún otro país; no me imagino una comida de domingo sin este plato. Está hecho a base de carne asada acompañada de patatas asadas; un montón de verduras como guisantes, brócoli, chirivías, zanahorias y coles; Yorkshire pudding, consistente en una oblea de masa horneada, y un montón de salsa. Sinceramente, creo que si no has probado este asado inglés, no has vivido realmente. Son raciones enormes que sacian cualquier estómago y suelen preparase los domingos (suele ser una comida bastante familiar). No es una cocina muy ostentosa ni quisquillosa, pero es buena comida.


 

El English Breakfast

El English breakfast es seguramente el plato inglés más conocido y ha sido imitado (aunque no muy bien) en todo el mundo. El desayuno inglés real tiene huevos (normalmente fritos), salchichas, bacon, tomates, champiñones, pan tostado y alubias cocidas. En algunas regiones también se añade morcilla. En otros países se conoce a este plato como el desayuno de la resaca, pero es una combinación inmejorable que solo se sirve bien en Gran Bretaña. Puedes añadir un buen chorretón de kétchup o de salsa y acompañar el desayuno con té inglés para sentirte como en el cielo.


 

Steak y ale pie

El steak and ale pie y el fish pie son los pasteles más tradicionales que se sirven en los pubs de Gran Bretaña; ambos muy diferentes, pero deliciosos. El steak and ale pie es el más tradicional, relleno de carne, patatas, guisantes, zanahorias, cebollas y una salsa a base de cerveza; es pesado, copioso y delicioso. El fish pie, por otro lado, está cubierto de puré de patata y es mucho más cremoso. Ambos pasteles son muy simples y habituales en las comidas británicas.


 

Ploughman’s Lunch

El ploughman’s lunch es un plato británico algo diferente. Esta no es una comida pesada o grasienta, sino más bien una comida de picoteo; podrían ser las tapas inglesas que sirven en los pubs. Esta comida empezó con los granjeros que comían pan, queso y, a veces, jamón. Hoy en día, puede contener muchas más cosas que el queso, el pan y el jamón, como cebolletas, huevos cocidos o a la escocesa y pastel de cerdo, entre otros. Es mucho más ligero y puede ser un plato para compartir; pero lo que hace importante a este plato es su historia y lo popular que sigue siendo hoy en día.

 

Fuente de Imagen 1
Fuente de Imagen 2
Fuente de Imagen 3
Fuente de Imagen 4
Fuente de Imagen 5
Fuente de Imagen 6
Fuente de Imagen 7