Con la temporada de premios ya iniciada, los premios Óscar, BAFTA y Globos de Oro han estado dominados una vez más por las superproducciones de Hollywood. Películas como La La Land y Moonlight se han llevado la gran mayoría de premios. Creo que es bastante injusto que las películas extranjeras sigan teniendo un papel tan insignificante en las ceremonias nacionales de los premios del cine. ¡El hecho de que estén en otro idioma no significa que sean menos buenas! A pesar de todo, la mayoría de estas galas de entrega de premios tienen una categoría reservada a las películas en idioma extranjero, por ello más abajo encontraréis una breve lista de las favoritas de este año.

Personalmente creo que el cine extranjero es extraordinario, porque no se distrae en las extravagancias a menudo banales de Hollywood y busca simplemente la creación de películas asombrosas, conmovedoras y extremadamente divertidas. No obstante, en el mundo del cine las películas extranjeras siguen siendo ignoradas y relegadas a un segundo plano. Ya hemos dejados que la cultura estadounidense penetre en todas y cada una de las sociedades del mundo, me encantaría ver más integración cultural, étnica y lingüística en los festivales de cine y entregas de premios.

salesman

El cliente

Las películas extranjeras suelen abordar situaciones humanas reales, retratando culturas y mundos auténticos. Tienen mucho más fundamento y en mi opinión uno puede sentirse más identificado. No digo que esté mal utilizar el cine como forma de evasión, simplemente pienso que hay demasiada “basura estadounidense” que realmente no tiene ninguna intención o aspiración. Ahora mismo lo que más me molesta del cine estadounidense es la explosión de películas de superhéroes que dominan claramente las taquillas de todo el mundo. Estas películas están hechas a modo de negocio. Son enormes inversiones y proyectos con el único objetivo de ganar dinero. Mientras tanto las películas de verdad, esas películas increíbles, muchas de las cuales son películas extranjeras, pasan totalmente desapercibidas en la sociedad materialista en la que vivimos. En un mundo donde la tecnología está en constante desarrollo, donde nos dominan los smartphones y la adicción a internet y a nuestras vidas sociales, siento que cada vez más le damos la espalda a la cultura. Hemos perdido el interés por la belleza del arte; leer, por ejemplo, es otro de los “hobbies” que la juventud de hoy en día no contempla, mientras que las expresiones auténticas del arte, como el cine, están dominadas por costosas y llamativas producciones norteamericanas.

Para finalizar, expongo a continuación una pequeña lista de las películas extranjeras del año, que no puedo ni expresar lo asombrosas que son. Las recomiendo totalmente.

 

Forushande (El cliente, Iran) – Asghar Farhadi

En man som heter Ove (Un hombre llamado Ove, Suecia) – Hanns Holm

Under Sandet (Bajo la arena, Dinamarca) – Martin Zandvliet

Tanna (Australia) – Martin Butler

Toni Erdmann (Alemania) – Maren Ade

Fuente de Imagen 1
Fuente de Imagen 2