Recomendaciones para los traductores novatos

Para tener éxito en esta profesión, además del desarrollo diario de las habilidades, es importante estar activo y buscar constantemente nuevos clientes y otros contactos, pedidos y oportunidades para el desarrollo personal.  Se pueden encontrar  recomendaciones de cómo hacerlo en los foros de los traductores o en los blogs profesionales. Vale la pena dedicar el tiempo a describir tu oferta de manera muy precisa y poner el perfil en todas las páginas interesantes.
Las ofertas de trabajo pueden ser buscadas por uno mismo en Internet.  Los clientes, sobre todo las agencias de traducciones, requieren experiencia y es normal que un joven traductor no lo tenga.

Enviar CV es una de las mejores maneras de informar a los clientes y las oficinas de traducciones de su existencia. Hasta que no tengamos una experiencia en traducción lo mejor sería enviar aplicaciones sólo a las agencias que han anunciado que buscan a un traductor. A menudo las agencias de traducción en sus páginas Web tienen los formularios que se tiene que rellenar para poder colaborar con ellos. Sin embargo, con el paso del tiempo, todo se arreglará y tarde o temprano aparecerán los primeros encargos. Una recomendación útil para los traductores jóvenes sería pensar al principio en ser voluntario. Aunque es un trabajo gratuito, da muchísima experiencia y además se ayuda a los necesitados. En Internet a menudo se puede encontrar los anuncios de las organizaciones o las ofertas individuales por ejemplo para un traductor español – francés. Podrían ser tanto los textos médicos para la gente que colabora con las fundaciones como los textos culturales para unos festivales o concursos.

En cuanto a la forma de la organización del trabajo, todo depende de las predisposiciones de la persona. Para uno perfecto sería ser un freelancer, otro debe tener las horas del trabajo definidas. Los traductores a veces son empleados de una oficina, aunque es el trabajo estable con el horario fijo, que es una ventaja indudable, hay también un par de desventajas. La más significante de todas es el límite en cuanto a la colaboración con otros clientes. La mayoría de los traductores normalmente trabaja a distancia. Para los clientes u oficinas de traducciones por lo general no hay ninguna diferencia donde trabaja el traductor en casa o en la empresa. Realmente importantes son las traducciones y sus realizaciones en cuanto a la calidad y el tiempo.
La velocidad es uno de los elementos más importantes en el trabajo del traductor, algo que se tiene que mejorar constantemente. Trabajando con regularidad, durante unas horas al día, con el paso del tiempo la productividad aumentará. Normalmente se traduce más de diez páginas al día, pero la velocidad es un elemento secundario comparándolo con puntualidad o calidad. Sólo la calidad excelente de las traducciones puede garantizar buena fama y dar mayor posibilidad de obtener nuevos y mejores pedidos. Por el contrario, solo una traducción imprecisa o mala puede tener tan gran influencia a la opinión de los clientes y las agencias de traducciones que dejan de colaborar con este traductor y lo eliminan de sus bases de datos.

El trabajo diario de un traductor consiste en la traducción de los textos útiles y los textos especializados. En cuanto a los traductores literarios, por supuesto, son los textos literarios: prosa o poesía. Antes de encargarse de un pedido hay que leer una parte del texto para saber, si tenemos el vocabulario suficiente amplio para poder traducirlo. Además hay que estimar si es posible cumplir con la fecha de entrega. Muy importante es no desempeñar demasiado trabajo al mismo tiempo, porque así no sólo sufre el traductor (física y mentalmente), sino también el texto suele perder calidad. El traductor novato tiene que recordar que además de traducir, hay que tener cuidado con las cosas como fecha tope o forma de pago.

Ser un novato siempre es una cosa complicada, por eso algo muy útil es conocer a un traductor con mucha experiencia. La persona así puede echar un vistazo a un ejemplo de la traducción, evaluándolo e indicando errores.
Después de los primeros encargos, (también gracias al trabajo como voluntario) sobre todo de buena calidad, las posibilidades de obtener el trabajo se aumentarán significativamente.

One thought on “Los traductores novatos

Deja un comentario