Los mejores escritores. Los mejores traductores.

traduccion ingles
Los traductores de los textos literarios siempre se esconden en la fama de los autores de los libros o los poetas. Sus nombres están escritos en una de las páginas perdidas del libro que nunca se lee, aunque a menudo merece la pena. Los traductores a veces son los literarios muy conocidos y apreciados por el público y los críticos. No se trata sólo de la gente de los siglos pasados, como Jerónimo de Estridón, sino también de los escritores que siguen creando sus obras hoy en día.
El comienzo del arte de la traducción
La primera traducción famosa de Biblia fue realizada por Jerónimo de Estridón en el siglo IV. Su nombre es “Vulgata” y proviene de latín “vulgata editio” (edición para el pueblo). Jerónimo de Estridón tradujo Biblia de hebreo y griego al latín corriente, juntando varias partes de los textos religiosos creando un libro. El traductor eligió esta versión de la lengua, en contraposición con el latín clásico de Cicerón, para mejorar la comprensión del texto y aclarar las dudas provocadas por las antiguas traducciones imprecisas. Vulgata era criticada por mucha gente, pero en los siguientes siglos se convirtió en el libro más importante para toda la Europa y además simboliza el comienzo de la “Edad de la Imprenta”. Fue copiada incontables veces en los monasterios, a menudo incorrectamente, con el resultado de que ninguna copia era igual a la otra. En 1516 Erasmo publicó la edición corregida, pero solo en el siglo XIX los especialistas trataron de recuperar la versión original de Vulgata de Jerónimo de Estridón.¿Qué hizo Alexander Pope para llegar a ser el traductor famoso?
En los siguientes siglos gracias a la creación de la imprenta por Johannes Gutenberg, la lectura se popularizó, pero los traductores todavía quedaban desconocidos. El primer traductor famoso se llamaba Alexander Pope, que tradujo la “Iliada” de Homero y después la “Odisea”, con William Broome y Elijah Fenton. Además de traducir también escribía poesías, en mayoría satíricas, y esta parte de su creación es la más conocida.

La mejor traducción de Edgar Allan Poe
Julio Cortázar es uno de los escritores más conocidos del mundo y el autor de “Rayuela”, “62 Modelo para armar” y “Territorios” entre otros. Es considerado como un precursor de la nueva literatura hispana, porque en sus textos evitaba la linealidad temporal, rompiendo con los modelos clásicos de la literatura y añadiendo los elementos fantásticos. Con su primera esposa, traductora de Argentina, vivió en París durante un periodo del tiempo. Las condiciones económicas bajas fueron la causa principal del inicio de la aventura de Julio Cortazar con las traducciones. Sin embargo no decidió dedicarse a las traducciones oficiales ni a las traducciones urgentes que le pudieran garantizar mejor nivel de la vida. Quedó en el mundo de la literatura. Tradujo la obra completa de Edgar Allan Poe para la Universidad de Puerto Rico. Este trabajo se considera como la mejor de todas las traducciones de inglés a castellano de la obra del autor de los EE.UU. Al contario con otros escritores/traductores, Julio Cortázar dedicó el tiempo para estudiar la parte teórica del arte de las traducciones, aunque en lugar de tres años, logró el título del traductor público en nueve meses.
La censura como la causa principal del “nacimiento” del traductor
El siguiente traductor, de cual no se habla normalmente como del traductor, sino como de uno de los mejores escritores, novelistas, poetas, dramaturgos y periodistas, es muy conocido en el mundo hispanohablante. Se llama José de Sousa Saramago, el laureado de Premio Nobel de Literatura. Durante la dictadura de Salazar en Portugal sufrió persecución y censura. Para ganar dinero trabajó durante doce años en una editorial, dedicándose a las traducciones de varias obras, entre otras de Maupassant, Tolstoi, Baudelaire o Colette. Una de las frases del escritor que defina muy bien lo que pensaba José Saramago de los traducciones es la siguiente:
“Los escritores hacen la literatura nacional y los traductores hacen la literatura universal.”
José Saramago
“Los traductores hacen la literatura universal.”
Las frases de Jorge Luis Borges sobre las traducciones son muy conocidas, entre otras esta: “Los escritores hacen la literatura nacional y los traductores hacen la literatura universal.” Gracias a su popularidad se puede deducir que el escritor maravilloso también se dedicaba a la las traducciones. Entre otras traducía los textos de Edgar Allan Poe, Franz Kafka, James Joyce, Hermann Hesse, Rudyard Kipling, Herman Melville, André Gide, William Faulkner, Virginia Woolf, Jack London, Gustav Meyrink, Novalis, George Bernard Shaw, Jonathan Swift. Su primera traducción la realizó a la edad de once años, fue el libro de Oscar Wilde. Jorge Luis Borges escribía muchos textos sobre las traducciones en general y de forma más detallada. Abajo se puede disfrutar del fragmento del artículo del escritor.
“Universalmente, supongo que hay dos clases de traducciones. Una practica la literalidad, la otra la perífrasis. La primera responde a las mentalidades románticas, la segunda a las clásicas. Quiero razonar esta afirmación, para disminuirle su aire de paradoja. A las mentalidades clásicas les interesará siempre la obra de arte y nunca el artista. Creerán en la perfección absoluta y la buscarán. Desdeñarán los localismos, las rarezas, las contingencias. (…)Inversamente, los románticos no solicitan jamás la obra de arte, solicitan el hombre. Y el hombre (ya se sabe) no es intemporal ni arquetípico, es Diego Fulano, no Juan Mengano, es poseedor de un clima, de un cuerpo, de una ascendencia, de un hacer algo, de un no hacer nada, de un presente, de un pasado, de un porvenir y hasta de una muerte que es suya. ¡Cuidado con torcerle una sola palabra de las que dejó escritas!
Esa reverencia del yo, de la irremplazable diferenciación humana que es cualquier yo, justifica la literalidad en las traducciones.”
Jorge Luis Borges
Diario La Prensa, 01-08-1926

2 thoughts on “Los mejores escritores. Los mejores traductores.

Deja un comentario