Los Lenguajes de Signos

La lengua de señas es la forma principal de comunicación para la gente que no puede oír. Sin embargo, en los Estados Unidos solo un 10% de familiares de personas sordas aprenden a hablar con señas. Esto hace que sea muy difícil comunicarse con ellos y asegurar que se sientan aceptadas.

¿Cómo funcionan las lenguas de signos?

El lenguaje de signos se hace de un sistema de formas de las manos, de las cuales cada una significa una palabra o letra. Funciona muy bien para la gente que no puede oír ya que es sencillo y más fácil que escribir todo. También es mejor que leer los labios porque pueden responder. Sin embargo, hay algunas variaciones. Por ejemplo hay una lengua de signos español (LSE), una británica (BSL) y una americana (ASL), además de otras para varios idiomas del mundo. De hecho hay alrededor de 300 lenguas de signos en el mundo, y actualmente hay 142 registrados oficialmente. Aquí hay unos ejemplos de las diferencias:

Se puede ver que el alfabeto de BSL utiliza signos con las dos manos, mientras que el del ASL y LSE solo usan una.

La palabra “sordo” en BSL

Las diferencias son notables, de hecho ASL y BSL son mutualmente incomprensibles, que muestra que la lengua de signos no es universal. Hay una lengua internacional de signos, que a veces se llama Gestuno, pero no se habla bastante para ser efectivo.

¿Por qué son diferentes?

Se han desarrollado independientemente a tiempos diferentes y en lugares diferentes, y lo que dicen tiene más sentido en una cultura que en otra. Por ejemplo, quizás una cosa tiene connotaciones diferentes en lenguas diferentes, y por eso el signo tiene que ser diferente. Esto es también relevante en la lengua corporal que se utiliza en esta forma de comunicación. En ASL una posición particular con la lengua fuera de la boca significa “descuidadamente” mientras que en BSL una expresión parecida significa “aburrido”.

¿Por qué son importantes?

Son importantes ya que es la mejor manera para comunicarse con la gente sorda, por lo menos los que no utilizan un audífono. Se ve todos los días que les cuesta la comunicación y si más gente podría aprender la lengua de señas, sus vidas serían más fáciles. De esta manera podemos hacer que los sordos se sientan más aceptados y entendidos.

¿ Usted quiere aprender más sobre idiomas, traducción o la cultura ? ¡ Visite nuestro blog !

Izzy Mclean