Los Estereotipos

¿Qué son?

Los estereotipos son muy comunes, algo que todo el mundo reconoce. Pueden ser positivos o negativos, y pueden llevar a consecuencias negativas si se les aplica incorrectamente.

Un estereotipo se define como una generalización, una imagen aceptada por la mayoría de personas como una representación de un grupo específico. Esta imagen se forma a causa de una concepción sobre las características generalizadas de los miembros de esa comunidad. Viene de las palabras griegas stereós, que significa sólido y typos que significa impresión. Entonces, un estereotipo es una característica común o supuesto de alguien que se basa en su origen o su apariencia. En este artículo vamos a focalizar en los estereotipos culturales.

Ejemplos

Los estereotipos pueden variar entre países, quizás debido a sus historias pero por la mayoría son parecidos.

Por ejemplo, se ve los ingleses como muy educados, quizás debido a la gran cantidad de universidades y la historia rica de personas inteligentes, además del reconocimiento de la familia real y sus tradiciones. También se relaciona Inglaterra con mal tiempo y mucha lluvia, que claramente es un estereotipo preciso ya que se base en su clima.

Se ve a los españoles como perezosos, a causa del concepto de la siesta, pero otro estereotipo común es que son ruidosos. Los dos son generalizaciones, basados en observaciones desde fuera del país.

Finalmente los estereotipos de los alemanes son que son agresivos y directos, y que comen muchas salchichas y beben cerveza. La agresión quizás viene de su lengua dura, que suena muy enojado. Las salchichas y cerveza alemanas son muy famosas y por eso esto es un estereotipo del país.

Son todas generalizaciones, y los orígenes de estas caracterizaciones son verdaderos, pero no toda la gente tiene estas características.

¿Cómo afectan a la comunicación?

Los estereotipos pueden afectar a nuestra comunicación porque tenemos una impresión automática de una persona cuando sabemos de donde es. Es posible que vayamos tratar alguien diferente a causa de su nacionalidad, identidad étnica, o mismo su género. Esto puede causar desavenencias entre personas o culturas, y por eso cuando hablamos de la comunicación cultural, es necesario ser respetuoso y no suponer que alguien tiene características particulares debido a sus antecedentes.

Si no se sabe el origen de una persona y su cultura con seguridad, es importante no hacer suposiciones porque podrían ser perjudiciales y es bastante contraproducente para la comunicación cultural exitosa.

¿ Usted quiere aprender más sobre idiomas, traducción o la cultura ? ¡ Visite nuestro blog !

Izzy Mclean