Los cinco grandes y dónde encontrarlos

Si alguna vez te has ido de safari, has viajado a África o simplemente eres un amante de los animales, es probable que hayas oído hablar de «los cinco grandes». Aunque pueda parecer algo sencillo, las cinco especies de la fauna africana que conforman este grupo provocan cierta confusión. Debido a que los integrantes del grupo son el león africano, el rinoceronte negro, el elefante africano, el leopardo africano y el búfalo cafre, muchos dan por hecho que el término «los cinco grandes» se refiere al tamaño de los animales. No obstante, el término fue acuñado por unos cazadores de caza mayor que consideraban que estos cinco mamíferos africanos eran los animales más peligrosos y difíciles de cazar.

Estos cinco magníficos animales no se encuentran más que en África y pueden verse en países como Botsuana, Zambia, Namibia, Sudáfrica, Kenia, Tanzania, Zimbabue, la República Democrática del Congo y Malawi.


El león africano

Conocido como el rey de las bestias y a menudo representado como el rey de la selva, el león africano es uno de los animales más codiciados del mundo. Por suerte, este gran felino vive en manadas de entre 5 y 25 leones; se trata de un animal bastante sociable. Estas manadas suelen contar con un único macho (o un único macho dominante); el resto de la manada está compuesto por hembras y cachorros. Tiene una esperanza de vida de unos 15 años y se puede calcular su edad por la melena, cuanto más oscura es esta, mayor es el león. Las leonas son las cazadoras de la manada y suelen merodear por la noche, por la tarde o de madrugada. Sus presas más comunes son el ñu, la cebra, la jirafa o el búfalo, aunque también se atreven con algún elefante joven.


El elefante africano

En comparación con sus «primos» asiáticos, el elefante africano es mucho más grande, ya que puede llegar a medir hasta 4 metros y pesar hasta 6350 kilogramos. Es el animal terrestre más grande del mundo y se puede encontrar en 37 países de África. Existen dos especies diferentes del elefante africano: el elefante de sabana y el elefante de bosque. El elefante de bosque suele ser más pequeño, suele tener las orejas redondeadas y sus colmillos crecen hacia abajo. Mientras el elefante de sabana vive en la sabana africana, el elefante de bosque vive en las selvas de África Central y África Occidental.


El rinoceronte negro

Lo que diferencia al rinoceronte negro de su «primo» el rinoceronte blanco es que tiene dos cuernos. El cuerno frontal (situado justo debajo de la nariz) es considerado el prominente. Puede crecer hasta 7.6 centímetros al año hasta alcanzar una longitud de 1.5 metros. Por eso el rinoceronte negro es tan codiciado entre los cazadores, que venden sus cuernos con fines médicos. Excepto las hembras y sus crías, los rinocerontes negros son criaturas solitarias que prefieren vivir solas. Se alimentan de noche, al anochecer o al amanecer. Su sustento principal consiste en hojas y frutos que encuentran en árboles y arbustos. Los rinocerontes tienen una vista bastante pobre, pero su olfato y oído son excelentes.


El búfalo cafre

El búfalo cafre, quizá la especie menos conocida de la lista, es un animal formidable gracias a su tamaño, sus grandes manadas y sus cuernos. Desarrolla su actividad tanto de día como de noche. De media, pasa 18 horas diarias buscando comida en manadas de hasta 500 búfalos.


El leopardo africano

El leopardo africano, un animal solitario, discreto y nocturno, es difícil de localizar porque le gusta esconderse para descansar durante el día. Tiene cierta preferencia por los paisajes rocosos con arbustos y bosques de gran densidad. Sin embargo, es conocido por su rápida capacidad de adaptación y por no permanecer en el mismo lugar más de dos o tres días seguidos. Gracias a su adaptabilidad, es capaz de sobrevivir a la pérdida de su antiguo hábitat, cada vez más ocupado por el ser humano.


 

Fuente de la imagen 1
Fuente de la imagen 2
Fuente de la imagen 3
Fuente de la imagen 4
Fuente de la imagen 5