Los alimentos ideales para el invierno

sopa

Todos sabemos que en invierno, pasamos más tiempo en casa y esto normalmente significa que estamos más tentados a comer cosas que son altas en calorías. Este artículo se concentrará en alimentos para comer en invierno para que cuidemos de nuestro cuerpo, ya que las bajas temperaturas están aquí.

Sopas

La sopa es un alimento muy importante para luchar contra el frío, especialmente en invierno. Las sopas pueden incluir entre sus ingredientes, una variedad de verduras, como las zanahorias, las patatas, los tomates, la cebolla y muchas más. La sopa es una buena manera de mantenerse caliente durante los meses fríos. Además, las sopas son muy fáciles de preparar; solo necesitarás un caldo y muchas verduras picadas. Después, tienes la opción de comerlas así, con las verduras en pedazos o puedes mezclar todo en una batidora para hacer una crema sin grumos.

Fuente de la imagen 1

Fuente de la imagen 2

 

Bebidas calientes

Además de comer bien, es importante beber un mínimo de 2 litros de agua diarios. Las infusiones o tés son una buena idea porque calientan el cuerpo y nos hacen sentir bien. Si quieres algo un poco más dulce o si eres fan del chocolate, un chocolate caliente es la sola cosa que necesitas para aumentar la temperatura corporal.

 

Fuente de la imagen 3 

 

Fuente de la imagen 4

 

Cítricos

Para luchar contra las enfermedades del invierno, es una buena idea comer más cítricos como las naranjas, los limones y las mandarinas. Tienen una comprobada función antihistamínica así que intenta incluirlos por lo menos una vez al día.

Fuente de la imagen 5

 

Huevos

La vitamina D en los huevos es excelente para aumentar tu estado de ánimo.  Además, los huevos nos aportan una buena cantidad de proteínas, fosfolípidos y ácidos grasos omega-3. Los huevos son muy fáciles de hacer y es fácil acompañarlos en cualquier plato. Los puedes comer solos, en una ensalada o hacer una tortilla de patatas. ¡Qué rico!

Fuente de la imagen 6

 

Frutas

Las frutas, y las verduras también, deben estar presentes en nuestra dieta durante todo el año, especialmente en otoño e invierno. Nos ayudan a prevenir enfermedades así que es importante incorporarlos en la dieta cada día. Las espinacas y la acelga son fuentes de vitaminas así que es necesario comerlos para mantener el cuerpo al 100% en invierno.

 

Fuente de la imagen 7

Fuente de la imagen 8