Lenguas romances

lenguas romances

Las lenguas romances, también conocidas como lenguas románicas o neolatinas, son un grupo de idiomas relacionados históricamente que provienen del Latín vulgar (opuesto al latín clásico), un idioma itálico antiguo de la familia indoeuropea empleado para referirse al conjunto de los dialectos vernáculos del latín vivo, hablados en las provincias del Imperio romano. Entre los idiomas principales de esta familia está el francés, italiano, español, portugués y rumano, todos estos idiomas nacionales u oficiales. La cantidad de lenguas romances suele variar debido a los límites difusos entre los conceptos de idioma y dialecto. La evolución general implicó la desaparición del uso de casos del latín y la fijación del orden de las palabras en las estructuras gramaticales.

Debido a su uso común, las lenguas romances comparten ciertas características en la gramática y el vocabulario y sus diferencias tienden a ser de orden fonético en lugar de estructural o léxica. Incluso cuando estos idiomas difieren gramaticalmente del latín, estos cambios reflejan frecuentemente un desarrollo paralelo con respecto a su lengua origen. Además, todas las lenguas románicas, exceptuando el rumano, han declinado el uso del esquema de los 6 casos diferentes para el sustantivo, manteniendo solo uno de ellos. Como consecuencia las relaciones gramaticales de las palabras son establecidas mediante el uso de preposiciones y gracias al orden de las palabras en lugar de inflexiones, como en el latín. Por otra parte, los verbos en las lenguas romances han preservado un sistema de conjugación extensamente desarrollado, heredado del latín, en el que las inflexiones permiten expresar la persona, el número, el tiempo verbal y el modo.

El francés, portugués y español son idiomas nacionales y son hablados en varios países fuera del continente europeo gracias a la época de la conquista y la colonización en la cual los imperios coloniales impusieron sus respectivos idiomas en las tierras que había descubierto. Ahora vamos a echar un vistazo a los 5 países de estas lenguas romances.

El español es un idioma oficial en 9 países de América del Sur, cuyas poblaciones en total equivalen aproximadamente a la mitad del número de habitantes en todo el continente. Así mismo es hablado en 6 países de América Central (exceptuando Belice) y en Méjico. En el Caribe, es oficial en Cuba, República Dominicana y Puerto Rico y como si no fuera suficiente, en África es el idioma oficial de Guinea Ecuatorial.

El portugués, de Portugal, cuenta con una población hablante de 10 millones y como idioma oficial de Brasil, es hablado por unos 200 millones de personas de este país suramericano, así como también por paraguayos orientales y uruguayos norteños (véase la localización de estos tres países, pues son limítrofes) lo que equivale a un poco más de la mitad de la población de Sur América. Es el idioma oficial de 6 países africanos (Angola, Cabo Verde, Guinea-Bisáu, Mozambique, Guinea Ecuatorial y Santo Tomé y Príncipe), y es el primer idioma de hasta quizás 30 millones de sus residentes. En Asia, el portugués es un idioma cooficial junto con otros idiomas en Timor Oriental y Macao; los hablantes de portugués en Asia se encuentran en Japón debido al retorno de japoneses/brasileños. En Norte América, 1 millón de personas hablan portugués en sus hogares. En Oceanía, es la segunda lengua románica más hablada, después del Francés, debido al número de hablantes de Timor Oriental. Su pariente más cercano, el Gallego, comparte un estatus oficial en la comunidad autónoma de Galicia en España con el español.

El francés es el idioma oficial de 29 países, la mayoría de los cuales son miembros de la francophonie, la comunidad francófona o de países que hablan francés. Es el primer idioma en Francia, Quebec y otros lugares en Canadá y Estados Unidos, Suiza occidental, la región Valona en Bélgica, Mónaco y otras comunidades más. El francés ocupa el cuarto puesto como lengua madre más hablada en la Unión Europea (UE), pues se estima que uno de cada cinco europeos no francófonos hablan francés.

El Rumano es un idioma hablado por alrededor de 24 millones de personas, como lengua nativa, principalmente en Rumania y en la República de Moldavia, países en los cuales es el idioma oficial, y por otros 4 millones como segundo idioma. Los hablantes de rumano se encuentran esparcidos en otros países, notablemente Australia, Italia, España, Ucrania, Bulgaria, Estados Unidos, Canadá, Brasil, Méjico, Argentina, Grecia, Turquía, Israel, Rusia, Portugal, Reino Unido, Chipre, Francia y Alemania.

Para concluir, nos queda el italiano; éste es el idioma oficial de Italia, Suiza, San Marino, la Ciudad del Vaticano y de Istria (en Eslovenia y Croacia). Solía ser también el de Albania, Malta y Mónaco, países en los cuales sigue siendo hablado, así como también en las regiones de las antiguas África Oriental y África del Norte italianas, en donde juega un papel importante en varios de sus sectores. El italiano es hablado en varias comunidades expatriadas en las Américas así como también por unas minorías en Crimea, Francia (especialmente in Córcega), Montenegro y Túnez. La mayoría de los hablantes son bilingües en ambos italianos, el estándar y alguna de sus otras formas dialectales. Es la tercera lengua nativa más hablada en la Unión Europea con 65 millones de hablantes nativos (13% de la población de la UE) y como segundo idioma cuenta con 14 millones de ciudadanos de la UE (3%). El número total de hablantes de italiano, incluyendo a los de países que no pertenecen a la Unión Europea (como Suiza y Albania) y de otros continentes, es de alrededor de 85 millones.

Fuente de la imagen 1
Fuente de la imagen 2