El término freelancer está relacionado con un trabajador autónomo, cuya actividad consiste en realizar encargos propios fuera del lugar de trabajo. Los freelancers usan distintos medios de comunicación electrónica, entre cuales el más importante es Internet. Hoy en el día este tipo de ocupación, llamado también “el teletrabajo”, parece ser más y más popular, sobre todo entre los jóvenes.

Se suele pensar que el freelance es una forma de empleo ideal para las mujeres que recientemente han dado a luz un bebé, o para las personas con un trabajo estable que quieren ganar un dinero extra. Entre las personas que se encargan del trabajo de freelance podemos encontrar también a los traductores que trabajan para los servicios de traducción como 1Global Translators. En pocas palabras, es una forma alternativa de empleo, realizada a distancia de la oficina del trabajo, que tiene una serie de ventajas y desventajas.
Las ventajas
En primer lugar, el trabajador freelance tiene una mayor libertad de elegir su horario de trabajo. De este modo, el trabajo realizado a distancia parece ser muy conveniente, porque se puede hacer desde casa, sentado en el sillón y escuchando tu música favorita.
Por otra parte, el tele trabajo nos permite buscar un empleo en otra ciudad, estado o incluso en otro país, sin necesidad de que estemos en este sitio personalmente. Hay que destacar que es una de las mejores formas de trabajo para las personas minusvaloradas. De este modo, la gente con discapacidad no tiene que superar cada día los obstáculos en la zona urbana para llegar a la oficina.
El tercer aspecto a considerar es que los freelancers pueden dividir su tiempo entre el encargo y otras responsabilidades, por ejemplo dedicándolo a las cuestiones domésticas. Además, las personas que se ocupan de tele trabajo gastan no solamente mucho tiempo, sino también el dinero. En lugar de comprar un billete del transporte público o coger su propio coche, trabajan desde casa.
A veces un freelancer, como por ejemplo un traductor, forma con otros freelancers una “agencia virtual”, donde sirven a las necesidades del los clientes a corto o permanente plazo. Este modelo de agencia puede ayudarle a conseguir trabajos que requieren una experiencia específica y segmentada. Como los clientes suelen cambiarse, un servicio de traducción escoge de su base la persona adecuada, dependiendo del tipo de traducción que se necesita.
En este tipo de trabajo hay otra ventaja muy destacable – no trabajamos debajo de una supervisión directa. Es un aspecto importante especialmente para las personas que prestan mucha atención al bienestar psíquico y prefieren realizar sus órdenes sin estrés, en un lugar tranquilo – a lo mejor en su casa.
Las desventajas
La primera inconveniente de ser un freelancer está relacionada con el dinero. Nunca se puede estar seguro de la cantidad de los encargos que se va a realizar durante el mes, ni tampoco del salario mensual. Asimismo, este tipo de trabajo parece ser mejor para una fuente extra de obtener dinero.
El lado oscuro de cada trabajo independiente es que, para ponerse al día, a menudo los freelancers realizan los pedidos de sus clientes durante las vacaciones u otros días festivos. Así que, este tipo de trabajo exige una buena orden del tiempo, porque de otra manera en lugar de seis u ocho horas, el trabajo se puede alargar hasta mucho más.
La última cosa es que las personas que trabajan de esta manera tienen que buscar nuevos clientes constantemente, sobre todo al principio de su actividad. Esto significa que deberían dedicar mucho tiempo a la búsqueda de ofertas y pedidos en los foros. Allí se anuncian tanto otros traductores, como aquellos que buscan a los intérpretes con un perfil específico.
Cabe señalar que el tele trabajo no tiene siempre un carácter de freelance. Muchos intérpretes colaboran a distancia con un servicio de traducción particular y siguen siendo sus empleados, a menudo a tiempo completo. De este modo, tienen los ingresos estables y pueden trabajar siempre desde su propia casa.
Se puede observar que hay tanto ventajas como desventajas de ser un freelancer. Cada persona tiene sus propias capacidades, preferencias y necesidades. Solamente teniéndolas en cuenta deberíamos decidir si este tipo de trabajo es una buena manera para cumplir nuestros deberes profesionales y sobre todo, si estos deberes se puede realizar a distancia. En cuanto al trabajo de oficina no debería constituir ningún problema, pero en otros casos no siempre será tan fácil.
El freelance requiere sobre todo mucha disciplina y responsabilidad, pero también una buena organización del trabajo y del tiempo. De esta forma se puede realizar los deberes con eficaz y tener tiempo para llevar una vida familiar a la vez.

Deja un comentario