Estas son las lenguas que cuyos aprendizajes no le harán perder su tiempo ni su dinero. ¿Por qué? Pues hoy en día millones de personas las usan y se estima que serán más y más potentes dentro de unas pocas décadas. Las economías de sus países de origen se están desarrollando a paso veloz. Por ejemplo, encontrar el trabajo de su sueños en China le resultaría más fácil y más rentable que en Estados Unidos.

El chino es uno de los idiomas del futuro para los negocios

La primera que le ayudaría definitivamente con su comunicación en los negocios es el Chino. Hay más de 1,2 billones de hablantes y muchos de ellos se encuentran en todas partes del mundo, lo que le brindaría oportunidades de trabajo, sin importar el si usted vive en una gran ciudad capital o en la provincia. Sin embargo, China es un gran mercado en el que firmas de varios países se encuentra haciendo negociaciones. El hecho de que usted sea capaz de comunicarse en Chino le brindaría una ventaja competitiva y lo ayudaría a encontrar un empleo bien remunerado en su país o en el extranjero. Lo complicado es que el Chino es uno de los idiomas con mayor dificultad de aprendizaje a nivel global y cuenta con un sistema de escritura increíblemente difícil con su gran cantidad de caracteres, los cuales resultan bastante peculiares para los Europeos. Es más, hay docenas de dialectos y la pronunciación varía dependiendo de la región.

 

El aleman es uno de los idiomas del futuro para los negocios

La segunda es el Alemán, debido a que la economía de Alemania es la más importante de Europa, con un PIB mucho más alto que la tasa media. Es más, es la lengua materna más común en el mundo, hablada por más de 90 millones de personas a nivel mundial. Las compañías alemanas se consideran como las que brindan productos y servicios de gran calidad junto con un buen trato a sus empleados, ofreciéndoles salarios altos y oportunidades para que surjan. El idioma es mucho más fácil que el Chino y que el Árabe y se puede aprender en poco tiempo, ya que muchas palabras son parecidas al Inglés (ambos pertenecen al grupo Germánico). Además, no es muy difícil ni muy caro encontrar una escuela o un profesor particular que pueda ayudarlo con su proceso de aprendizaje.

 

ArabeLa tercera es el Árabe, el cual no es tan popular como lo es el Chino. Las economías de los países Árabes se está desarrollando rápidamente; sólo eche un vistazo a Catar, Oman o Arabia Saudita que solían ser países desérticos que no tenían un rol significativo a nivel internacional. Actualmente estos son unos de los países más ricos en el mundo que invierten grandes sumas de dinero y cooperan con grandes compañías mundiales. Sin embargo, al igual que el Chino, el Árabe es difícil de aprender. Las oraciones se escriben de derecha a izquierda y no todas las vocales se escriben (las más cortas simplemente son eliminadas). Además de esto, la gramática también se considera tramposa con una gran variedad.

 

 Fuentes de las imagenes:

Home


http://www.aroundyou.com.au/
http://xtlearn.net/