Traducción comunitaria, colaborativa y crowdsourcing (CT3)

<¿Creéis que es posible reunir a una multitud de personas de varios países que trabajen en el mismo proyecto pero sin remuneración? Esos son los propósitos de la traducción comunitaria, colaborativa o crowdsourcing (“CT3” es la abreviatura que prefiere la Common Sense Advisory). La palabra crowdsourcing  viene de outsourcing, que son servicios realizados por una entidad o individuo externo con el prefijo crowd implicando el significado de multitud de personas, una muchedumbre.

ordenadores

Comunicando la comunicación

La traducción comunitaria consiste en una convocatoria abierta para un grupo numeroso e indeterminado de personas: traductores voluntarios, contratistas o empleados, que traducen sin remuneración mayoritariamente un gran volumen de contenido en poco tiempo. Los interesados se agrupan con el fin de participar en un proyecto sobre las traducciones, las más populares son los fansubs. Normalmente, el proyecto no tiene ningún control de calidad, de ahí que en los textos puede fallar la gramática o la terminología. Se supone que la unión de un grupo debería ser más productiva que tan sólo una persona. Sin embargo, en muchas ocasiones no existe ningún supervisor profesional, es decir, ninguna persona responsable que se cargue de revisar y corregir los posibles errores.

En lo que respecta la traducción colaborativa, el crowdsourcing, el concepto radica en las traducciones realizadas por los usuarios de la red entre los que se encuentran tanto los profesionales como los amateurs. Hay páginas web que organizan traducciones colaborativas abiertas y para ello contratan a profesionales para hacer las correcciones. De este modo surgen las traducciones, por ejemplo para Facebook, Twitter o LinkedIn, donde los participantes traducen mediante una plataforma que está disponible en la misma red social. De tal manera, los usuarios resuelven los problemas más complejos y aportar ideas más frescas y significativas. Todo sucede a través de Internet. Si se cuenta con la colaboración de profesionales, las traducciones llegan a tener una buena calidad final contribuida por la revisión de un profesional.

Sin embargo, para ciertos textos sería conveniente encargarlo a una agencia de traducciones. En este sentido, en el caso de los textos legales, jurídicos y jurados, financieros o algunas publicitarias podrían jugar aspectos secretos con la obligatoriedad de confidencialidad sin derecho de revelarlos antes de tiempo. También los textos técnicos son los  que contienen a menudo una terminología muy específica para una empresa en concreto, de ahí que es recomendable dejarlo en manos de los profesionales.

One thought on “Traducción comunitaria, colaborativa y crowdsourcing (CT3)

  1. Es algo que está creciendo hoy en día ya que no hay conocimiento mejor hecho que distintas mentes aportando su granito de arena para hacer una traducción conjunta

Deja un comentario