Los estereotipos culturales

Según la definición que se recoge en la RAE, un estereotipo o un cliché consiste en una imagen exagerada que tiene la mayoría de las personas en una sociedad como representativa de un determinado colectivo.

Tenemos, en nuestra educación, una tendencia a crear iconos para definir una persona según su género, su país, su categoría social, su ropa y su religión.

Estas ideas son difundidas de boca en boca a través de prejuicios.

Por ejemplo, pensamos que los italianos y los franceses son amantes románticos y perfectos. Además, creemos que todos los suizos hacen el mejor chocolate del mundo y que lo comen todo el día.

Igualmente, imaginamos que los irlandeses beben sobre todo cerveza y que comen sólo patatas, o que todos los asiáticos no saben conducir.

Pero ¡qué tontería!

 

¿Dónde está la verdad en estos pensamientos?

Es una pena fijarse a estos iconos porque la realidad es diferente, rica y llena de matices.

Nuestra sociedad de consumo abre puertas a los estereotipos que se mezclan en la vida cotidiana: en las publicidades, en las películas, en los periódicos, en el deporte

Embellecemos o empeoramos nuestra idea de las sociedades extranjeras según lo que los medios de comunicación nos transmiten.

Los estereotipos   No te dejan conocer el lado buenos de los demás

Los estereotipos
No te dejan conocer el lado buenos de los demás

Estas creencias, en general falsas, pueden provocar reacciones inadecuadas en contra de una persona como la violencia, la intolerancia…sin conocer el lado bueno de esta misma persona.

Los estereotipos nacen de una generalización según las características de un grupo para promover sus ideas sociales.

En serio, las portuguesas no tienen bigote y las francesas se depilan como todas las chicas.

Son peligrosos porque imponen un juicio para fracasar la imagen inexacta de una persona o de un grupo.

 

¿Por qué creamos estos iconos?

En efecto, estos iconos nos permiten categorizar a un grupo de personas y así establecer sus propios criterios, su propio juicio de valor.

De esta manera, podemos aceptar o rechazar un individuo según estos criterios.

Podemos añadir que estos iconos son útiles, eficientes y cómodos.

tumblr_mc2nhjcS5g1rbzpuno1_500No es fácil cambiar una idea fija que viene de su educación o de su propia experiencia pero, para abrirse al mundo y evolucionar, necesitamos ponernos a nosotros mismos en tela de juicio de forma constante.

Se desprende de estos clichés una seguridad porque les conocemos desde nuestra niñez, pero es importante que no paran nuestro deseo de descubrir nuevas culturas o idiomas, de charlar con los demás, de viajar…

Es un aprendizaje de todos los días.

“Cuando conozco a alguien no me importa si es blanco, negro, judío o musulmán. Me basta con saber que es un ser humano.” Walt Whitman (1819-1892) Poeta estadounidense.

“Cuando conozco a alguien no me importa si es blanco, negro, judío o musulmán. Me basta con saber que es un ser humano.”
Walt Whitman (1819-1892) Poeta estadounidense.

 

 

 

 

One thought on “Los estereotipos culturales

Deja un comentario