Los desafíos de la era digital en el negocio de la traducción

Desde hace algunos años, Internet y la tecnología digital se introdujeron en nuestra vida de tal manera que las industrias culturales tuvieron que adaptarse a este nuevo medio de comunicación. La prensa y las discografías fueron los primeros que sufrieron las consecuencias de esta “revolución digital”. Con la llegada del libro electrónico, que se puede llamar e-book también, parece que ahora el mercado del libro va a enfrentarse a les exigencias de dicha revolución.

era digital

Cambios radicales en el sector editorial

Las tecnologías digitales han modificado las costumbres de los autores, de los editores, y también de los traductores. El desarrollo del e-commerce y del e-book, que conoce un auge fenomenal en Estados Unidos, asustaba a los editores y a los libreros.

Sin embargo la edición digital ofrece un nuevo mercado a los editores. Este nuevo negocio incluye también una nueva competencia: se nota un número creciente de pequeños editores digitales que aparecen en el mercado. La elaboración de un libro numérico es muy barato y por eso se ha convertido en un sector muy competitivo y atractivo. Además, este nuevo soporte podría permitir la creación de nuevos géneros literarios con la profusión de textos digitales publicados. El sector numérico entonces podría volverse en un mercado independiente que ofrecería a los editores como a los autores nuevos perspectivas.

¿Hacia la desaparición de las librerías?

En adelante la venta de libros se efectúa directamente entre el editor y el lector sin ningún intermediario. Entonces el papel del librero se vuelve obsoleto. Este nuevo modo de compra excluye totalmente el librero del mercado del libro. Entonces la edición numérica representa un verdadero riesgo para las librerías tradicionales que podrían desaparecer poco a poco.

¿Cuales son las consecuencias de la era digital para los traductores?

La tecnología numérica permite el desarrollo de muchas herramientas que facilitan el trabajo de los traductores, como los glosarios y los diccionarios por ejemplo. Gracias a esta profusión de herramientas, la elección de palabras es mucho más precisa, compleja y rica.

En lo que concierne la traducción de libros electrónicos, dos aptitudes son necesarias: las competencias de traducción tradicionales y el dominio de las nuevas técnicas informáticas. Entonces el traductor tiene que ampliar sus competencias en el sector digital.

Sin embargo, debido a la digitalización, el mercado de la traducción se caracteriza por una producción en masa, estandarizada e industrializada que puede perjudicar la calidad y la creatividad de las traducciones. Además, la estandarización de las traducciones digitales puede conllevar una reducción de los precios y en consecuencia una reducción de los ingresos de los traductores que deben aprender a trabajar con más rapidez.

Entonces se puede preguntar si la digitalización, con sus herramientas nuevas, puede ser un factor de innovación para la traducción o si al contrario contribuye a su uniformización.

2 thoughts on “Los desafíos de la era digital en el negocio de la traducción

Deja un comentario