Basque

Las lenguas aisladas son lenguas naturales que no tienen, que se conozcan, vínculos con ningún otro idioma. Cuando decimos lenguas «naturales» nos referimos a los idiomas que han evolucionado a lo largo del tiempo a través de la repetición, a diferencia de los idiomas artificiales, como el esperanto. Las lenguas aisladas pueden clasificarse como familias de idiomas que consisten en una sola lengua, o pueden llamarse así porque se sabe muy poco de ellos. Existen en todo el mundo y su estudio es muy interesante.

Si bien es posible que las lenguas aisladas tomen prestados términos de otro idioma, su estructura y léxico se mantienen. Lo que hace que sean tan especiales es que, incluso después de mucha investigación al respecto, los lingüistas e investigadores no han logrado encontrar vínculos suficientes entre estas lenguas y cualquier otro idioma existente o extinto. Está claro que estas lenguas no surgieron de forma espontánea, por lo que el proceso de formación de las mismas suelen ser un misterio. Resolver cómo un idioma puede desarrollarse sin una fuerte influencia de otro dialecto es todo un reto. Durante mucho tiempo, el japonés era una lengua aislada, hasta que a través de mucho estudio se encontraron vínculos con las lenguas ryukuenses. Por tanto, a día de hoy pertenece a la familia de lenguas japónicas.

A continuación, presentamos algunas lenguas aisladas que siguen activas a día de hoy. La que se ha formado más recientemente es el lenguaje de signos nicaragüense, el único idioma que los lingüistas han podido estudiar desde el día en que se creó.

korean-language (1)

Coreano

El coreano es la lengua aislada con más hablantes: 80 millones en todo el mundo. También es la única de esta clasificación que es lengua oficial de un país. El vasco y el idioma ainu no son lenguas oficiales. Se conjeturó sobre una posible relación entre el coreano y el japonés, pero esta teoría ha sido descartada por la mayoría de expertos. Por ello, a día de hoy, es la lengua aislada más prominente y viva del mundo.

Vasco

El idioma vasco lo hablan unas 580.000 personas (este número está en disputa) en el País Vasco, localizado en su mayor parte en España. Pese a miles de años en contacto con el inglés, español y francés, la lengua vasca permanece aislada. Aunque ha tomado prestados muchos términos, la supervivencia de este idioma como lengua aislada sorprende a todos los expertos, sobre todo por su contacto constante con otras lenguas.

Idioma burushaski

Probablemente sea la segunda lengua aislada más hablada, por una pequeña comunidad al norte de Paquistán. Lo hablan unas 87.000 personas. Este idioma ha sobrevivido a pesar del contacto ininterrumpido con otras lenguas, sin tomar de estas sus estructuras lingüísticas ni léxico. El burushaski es una lengua aislada que ha tomado muchas palabras del urdu mediante el inglés, pero se mantiene independiente en su gramática y estructura.

Lengua de signos nicaragüense

Probablemente sea el idioma más reciente. La lengua de signos nicaragüense se desarrolló de forma independiente en un parque de juegos por niños sordos. Se creó desde cero, sin ninguna influencia externa. Por eso es muy interesante de estudiar para los lingüistas.

Nota al margen: el idioma etrusco

Aunque esta lengua aislada ya no se habla, el etrusco es famoso por ser la mayor influencia del latín, un idioma que ha sobrevivido más de mil años y ha sido una influencia en las lenguas romance como italiano, español, francés y portugués. Debido a la desaparición del pueblo etrusco, no sabemos mucho sobre su idioma, pero lo cierto es que no se encuentran vínculos con idiomas anteriores a este.

 

Fuente de Imagen1
Fuente de Imagen2