El habla, la forma de comunicación universal del ser humano, se desvanece al instante, antes de que la palabra esté dicha por completo, desaparece. Pero la escritura, la primera tecnología para hacer del habla algo permanente, cambió la condición humana.

Fue una revolución en la comunicación el que un documento permitiera a los humanos compartir información sin reunirse cara a cara. La escritura también hizo posible la oportunidad de almacenar información y crear una reserva de conocimiento, más allá de la capacidad de una sola persona y, que al mismo tiempo estuviese a disposición de todos. La escritura está considerada como el comienzo de la historia, ya que acabó con la dependencia de la tradición oral y la imprecisión que esta conllevaba. Por ello, entre otros muchos beneficios que tiene la escritura, esta nos permite recoger ideas y, al mismo tiempo, organizar, analizar, revisar, añadir y borrar información, rectificar, etc; todo para alcanzar un rigor, una lógica y una profundidad en el pensamiento que de otra forma sería impensable.

 

Durante los últimos milenios se han utilizado cientos de alfabetos diferentes en todo el mundo. Algunos de ellos han desaparecido mientras que otros continúan existiendo hoy en día. En el mapa de abajo se puede ver la distribución de los alfabetos más importantes del mundo y que siguen en uso actualmente.

alphabets - spread around the world

 

Alfabetos diferentes

Una estimación aproximada muestra que unos 2600 millones de personas (el 36% de la población mundial) usan el alfabeto latino, unos 1300 millones de personas (18%) usan la escritura china, unos 1000 millones de personas (14%) usan el devanagari (India), otros 1000 millones (14%) el árabe, 300 millones de personas (4%) usa el alfabeto cirílico y 250 millones de personas (3.5%) usa el dravídico (sur de la India).

Las diferentes lenguas y escrituras han revolucionado a los seres humanos, el conocimiento y la información y sin todo esto estaríamos perdidos. La inmensidad que han alcanzado es increíble pero, lo que es más, existen miles y miles de alfabetos diferentes por todo el mundo, todos creados con el mismo propósito: tener y difundir el conocimiento.

Fuente de la imagen1
Fuente de la imagen2