10 consejos para aprender un idioma extranjero

Aprender una lengua extranjera no es una tarea simple. Vocabulario, verbos irregulares, gramática, acentos…  ¡Una panoplia de dificultades que a menudo dan miedo hasta antes de haber empezado! Sin embargo, el aprendizaje de otra lengua es fuente de enriquecimiento personal y permite abrir numerosas puertas profesionales.

Más abajo, podéis leer 10 consejos para aprender un idioma extranjero.

  1. ¡Cuanto más temprano aprendamos, mejor!

Todo el mundo lo sabe: los niños aprenden más fácilmente que los adultos. Si es posible, la mejor solución es aprender un idioma extranjero es sumergir a los niños lo antes posible en otras lenguas y culturas. Además, este aprendizaje permite al cerebro desarrollarse más fácilmente y los niños tendrán facilidades en otros acontecimientos como por ejemplo en la escuela.

 

  1. Una inmersión en un país extranjero

Estamos totalmente seguros que una inmersión en el país donde se habla la lengua que queremos aprender es primordial. Si ya vuestra juventud se ha acabado, podéis ir a un país extranjero durante seis meses por ejemplo. Eso es muy importante porque os permitirá facilitar el aprendizaje y desarrollar el oído; es decir que os permitirá  imitar la prosodia de la lengua y utilizar las expresiones más comunes en la vida cotidiana. Entonces se puede afirmar que es fundamental entrar en contacto con nativos de otros países.

 

  1. Ver películas y series en VO

Por supuesto, no es necesario cambiar totalmente o trastornar completamente nuestra vida para aprender un idioma extranjero. Podemos aprender algo también tumbándonos en el sofá de nuestro salón. ¿Cómo? ¡Viendo unas películas en Versión Original Subtitulada por ejemplo! ¡Esto permite entrar en contacto con el verdadero acento nativo y también descubrir algunas expresiones corrientes! Además, podemos ver que el nivel de inglés de los niños se mejora cuando ven dibujos animados en versión original.

 

  1. Aprendéis por frase y no por palabra

En efecto es mejor aprender frases en lugar de concentrarse sobre palabras sueltas porque generalmente es difícil reutilizarlas en el contexto adecuado. Es aconsejable familiarizarse con frases enteras para proyectarse en una situación en particular; ese método es el más fácil para memorizar y reutilizar lo aprendido en el futuro.

 

  1. Repetir, repetir, repetir…

Con sólo 20 minutos todas las mañanas vais a aprender más fácilmente la lengua y su mecanismo. ¡Seguir aprendiendo es una buena idea pero memorizar vocabulario es mucho más importante! Tenéis que volver a escuchar y leer varias veces las mismas frases para dominar el idioma a largo plazo.

 

  1. No concentrarse sobre las reglas de gramática

En efecto, la gramática y los verbos irregulares son importantes, pero lo más importante es entender en general cómo funciona el idioma. Las excepciones existen, pero empezar a aprender el idioma por ellas es un error fatal.

 

  1. Hablar y practicar

La segunda etapa, cuando tenéis un nivel medio, consiste en hablar. Si tenéis amigos extranjeros es perfecto, sino podéis inscribiros en forums o en cursos de lengua. En muchas ciudades existen lugares de encuentro incluso en restaurantes donde se organizan semanalmente sesiones de charlas en idiomas extranjeros. Practicar es la clave del éxito.

 

  1. No tengáis miedo de cometer errores

Aunque trabajéis mucho, los errores de principiante son normales e inevitables; sin embargo, no debéis focalizaros en esto; por contra, tenéis que continuar hablando y practicando. Lo más importante es que las personas puedan entenderos y después vuestros interlocutores pueden corregir vuestros errores y ayudaros a aprender.

 

  1. Tenéis que fijaros objetivos

El aprendizaje de una lengua es muy largo y fastidioso, tenéis que ser rigurosos. Fijarse objetivos es primordial para cultivar y alimentar la memoria. Por ejemplo, dos días por semana durante una hora, tendríais que practicar el idioma que habéis elegido.

 

  1. Diversificad vuestra forma de aprendizaje

Leer, ver películas, hablar con amigos… Tenéis la elección en vuestras manos y además si podéis, intentad diversificar vuestras formas de aprendizaje, lo más importante es tener mucho gusto en aprender una nueva lengua. ¡Viajad! Tenéis que hablar con extranjeros y si cometéis faltas o errores, no pasa nada. Disfrutad.

Deja un comentario