La traducción automática

¿Una amenaza para la profesión de traductor?

La traducción automática: ¿Una amenaza para la profesión de traductor?

La traducción automática (o informática) utiliza un software para traducir un texto desde una primera lengua hacia una segunda lengua. Es el método más barato de traducción convencional de un texto. Sin embargo, la traducción automática tiene numerosos inconvenientes, sobre todo cuando es aplicada para páginas Web. Para la mayor parte de las aplicaciones públicas o privadas es una solución impracticable, ya que no captura el sentido original ni el contexto y se limita a traducir de forma literal.

 

Los traductores automáticos son muy inferiores a las traducciones hechas por traductores profesionales en términos de calidad. Ya que los traductores automáticos hacen una traducción literal, no toman en cuenta los matices de la sintaxis y del contexto. Es decir, que fracasa para reconocer los diferentes significados de una palabra. Las aplicaciones de traducción no pueden casi nunca hacer esta distinción y pueden elegir una palabra inapropiada que podría cambiar la significación de la frase. Por ejemplo la palabra “chemise” en francés puede significar: “carpeta” y “camisa” y los traductores automáticos no hacen la diferencia según el contexto.

traduccion auto

 

Por otra parte, Los traductores profesionales pueden examinar con cuidado cada palabra de una frase así en el párrafo o documento en su totalidad para asegurarse de que el verdadero significado en el sentido original sea transmitido con precisión en el texto traducido. Los traductores profesionales son capaces de trasladar palabras a ideas, e ideas a palabras.

Sin embargo, los traductores automáticos no dejan de mejorar a través del tiempo y los más eficientes se revelan muy prometedores gracias a complicados algoritmos que utilizan medidas gramaticales así como grandes diccionarios y la participación de los propios usuarios para mejorar la calidad de la traducción. La cantidad creciente de documentos electrónicos disponibles permite enriquecer los diccionarios y sobre todo crear bases de datos de terminología especializada que dan resultados de traducción satisfactorios incluso en ámbitos científicos y técnicos.

traduccion robot

La tendencia de la traducción automática ha tomado un nuevo camino: la traducción automática “basada en los ejemplos”. Eso permite detectar las traducciones más frecuentes efectuando análisis estadístico en corpus ya traducidos. Esos sistemas no son comercializados por el momento pero resultan muy prometedores.

Los traductores humanos añaden un valor suplementario porque pueden elegir palabras traducidas que reflejan el “humor” o el “tono” del mensaje, capturar la ironía, el sarcasmo, los giros del lengua, las frases hechas propias cada idioma y tratar de transmitir las emociones que refleja el texto original. Por ejemplo, si el mensaje que alguien quiere trasmitir es agresivo, el traductor humano elegirá las palabras apropiadas para reflejar fielmente las emociones y los sentimientos expresados. Ninguna máquina posee por ahora ese nivel de intuición y de talento. Además, solo los traductores humanos son dotados del talento de re-ordenar las palabras para adecuarse a la gramática de la lengua de destino.

 

humano vs maquina

 

En conclusión, las traducciones de una maquina pueden ayudarnos a salir del paso para solucionar pequeñas dudas en momentos puntuales, pero no proporcionan el nivel de calidad adecuado del traductor humano actualmente, pero las búsquedas dedicadas en mejorarlas podrían inquietar los traductores humanos en un próximo futuro próximo.

Deja un comentario