¿Quieres aprender un nuevo idioma pero tu presupuesto no te lo permite? Es una creencia muy extendida esa de que sólo se pueden aprender idiomas en escuelas caras y gastando una fortuna en materiales. Es por ello que me gustaría ofrecerte algunos consejos que, sin duda, te ayudarán a ahorrar mucho dinero consiguiendo efectos muy similares a los que apreciarías si estuvieses dando clases.

  1. Necesitas: un ordenador con acceso a Internet

La manera más eficiente de aprender el habla coloquial y las expresiones de una lengua extranjera es ver películas o noticias subtituladas. Además, escuchando continuamente la lengua elegida, la aprenderás mucho más rápidamente que si te limitases a hacer ejercicios teóricos.

PD: ¡La emisora británica BBC ofrece cursos gratuitos en 40 idiomas!

  1. Necesitas: un smartphone

Hoy en día puedes encontrar aplicaciones para casi cualquier cosa, incluso para aprender idiomas. Algunas de ellas son gratis, pero tienes que estar dispuesto a soportar anuncios, molestos newsletters, etc. De todas formas, las de pago tampoco son tan caras (bastante más baratas que un curso normal).

PD: En este sentido puedo recomendarte Duolingo. Es una aplicación que sin duda merece la pena usar.  Puedes practicar escritura, audio y conversación, solo o con otros, siempre y cuando los tengas agregados como amigos.  Su base de datos cuenta con multitud de lenguas y niveles diferentes que, junto con un recordatorio automático, te motiva a alcanzar tu objetivo diario.  Es más, fue calificada como Apple App del 2013.

  1. Necesitas: nativos dispuestos a pasar tiempo contigo

No resulta en absoluto novedoso decir que la mejor forma de aprender un idioma es hablando con nativos (o al menos con gente con un nivel elevado). Esto además te ayudará a conocer su forma de pensar y su cultura.  Si no sabes cómo conocer personas que estén dispuestas a emplear su tiempo en enseñarte algunas palabras, prueba a buscar eventos por tu zona o a registrarte en los grupos oportunos (como por ejemplo en Facebook o en MeetUp).

PD: El tándem de idiomas es una actividad cada vez más popular. El objetivo de estos encuentros es enseñarse los unos a los otros sus idiomas nativos. Por ejemplo: tu lengua materna es español y quieres aprender inglés, pero tu compañero de tándem se encuentra en el caso contrario (quizás sea inglés y quiera aprender un poco de español).  ¿Por qué no enseñaros mutuamente? Es mucho más divertido y mucho más interesante que aprender solo.

  1. Necesitas: una biblioteca cerca

Casi todas las bibliotecas tienen a tu disposición libros de idiomas y diccionarios que puedes sacar para estudiar donde quieras (en la playa, en un parque, en la escuela…) y sin gastar ni un céntimo.

Si quieres saber más puedes leer mi artículo anterior sobre cómo aprender un idioma viajando.

 

 

Fuente de la imagen: www.hoypormadrid.com