La influencia del inglés en el castellano

Los medios de comunicación

El inglés está teniendo cada vez un papel cada vez más importante en la prensa y en concreto, en las revistas de moda. Podemos encontrarnos con términos como shorts, jeans, gloss, lifting, celebrity, happy hour y shopping. En el mundo deportivo los anglicismos tienen más importancia aún, sobre todo en los deportes que provienen de un país angloparlante. Hablando de fútbol, por ejemplo, cuando llegó a España, se recomendaba usar la terminología de la lengua origen. Se solían escuchar palabras como goal, corner, football, shoot. Sin embargo, cuando fue pasando el tiempo y con la época franquista, dichas palabras se sustituyeron por sus equivalentes castellanas: gol, saque de esquina, fútbol, saque de portería y chute.

La tecnología

Muchos periodistas en el ámbito tecnológico utilizan anglicismos, pues temen a que se pierda precisión debido a la traducción que además implicaría el uso de más palabras. Los siguientes ejemplos son: bluetooth (dispositivo de transmisión de datos sin cables), blog (un diario en la red), síndrome del burnout (síndrome del trabajador quemado). Otras veces lo que tenemos es el préstamo léxico, como por ejemplo, la palabra inglesa scanner que se convertiría en escáner. Este término se refiere a la conservación del significado de una palabra prestada de otra lengua, pero con un cambio en su pronunciación y su ortografía.

La informática

En la informática se dan numerosos calcos semánticos. Esto ocurre cuando se intenta traducir términos ingleses, palabra por palabra, en vez de traducirlo según su significado. Por ejemplo, se dice copia dura (hard copy) en vez de copia impresa, directorio (directory) en vez de guía, puerto (port) en vez de vía de entrada y teclas calientes (hot keys) cuando debería ser teclas rápidas.

La economía

Queda claro que también hay muchos préstamos lingüísticos en este sector debido a la globalización y en consecuencia, a  su aparición constante en todos los medios de comunicación. Además de palabras ligeramente cambiadas como desinversión (disinvestment), estanflación (stagflation) y diseconomía (diseconomy), se suelen emplear términos del inglés como cash, flow, holding, stock, dumping.

Fuente Imagen 4

Matt Leedham