La importancia de los idiomas extranjeros

Cuantas más lenguas conozcas, más "persona" eres.

idiomas_extranjeros

Hoy en día vivimos en un mundo de constante progreso. Este progreso se ve reflejado tanto en las nuevas tecnologías y la ciencia, como en el nivel de educación y el desarrollo de cada ser humano. El conocimiento de lenguas extranjeras ha pasado a ser una prioridad para el ciudadano del siglo XXI.

Pero ¿por qué el aprendizaje de idiomas extranjeros ha cobrado tanta importancia?

Es indudable que una de las causas principales es su utilidad en la vida diaria. En el mundo actual, viajar se ha vuelto más accesible, y por consiguiente, el conocer la lengua del país que visitamos hace que el viaje sea mucho más enriquecedor, (podemos relacionarnos con los locales), podemos disfrutar más y nos facilita el solucionar cualquier problema que nos pudiera surgir.

Pero, ¿para qué sirve hablar otros idiomas si no podemos viajar? Hablar otras lenguas nos da la posibilidad de acceder a inagotables fuentes de información a nivel mundial, ya sea vía internet, televisión o prensa. Podemos viajar con la imaginación a otros lugares, conocer la opinión de gente diferente y estar informado de los problemas del otro lado del mundo, sin salir de casa.

También, no debemos olvidarnos que el conocimiento de otras lenguas es un valor añadido a nuestra formación, y con ello a tener una carrera profesional más fructífera en el futuro. Incluso podemos dedicarnos a la traducción e interpretación profesional y utilizar los idiomas extranjeros como herramienta de trabajo.

Dejando de lado los valores comentados como su utilidad, el prestigio o las potenciales oportunidades de trabajo en el futuro, hay que valorar las lenguas extranjeras por los valores intrínsecos en la vida de cada persona. Una apertura de horizontes, desarrollo intelectual, la capacidad de pensar de forma abstracta son algunas de las cualidades de un polígloto. El hablar más de un idioma, nos da la oportunidad de entender una misma idea de manera diferente, aumentando así nuestro entendimiento global.

Teniendo en cuenta estos aspectos, sin duda deberíamos aprovechar las oportunidades que nos ofrece el aprendizaje de otras lenguas.

“Allí donde están las fronteras de mi lengua, están los límites de mi mundo”, como lo escribió el filosofo Ludwig Wittgenstein.

Deja un comentario